Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Fertiberia sufre su tercera derrota liguera y cae a la penúltima posición

El técnico, Toni Malla, cree que el principal problema del equipo es mental y pide «paciencia, trabajo y apoyo»

Acción de esta temporada. | PEPA CONESA

El Fertiberia BM Puerto sufrió su tercera derrota consecutiva en la liga, que le relega a la penúltima posición del grupo B de División de Honor Plata, solo por delante del único equipo al que ha sido capaz de ganar. El último verdugo de los rojiblancos ha sido otro rival directo para el ascenso, el BM Alarcos de Ciudad Real (27-22), que dominó el encuentro de principio a fin.

El técnico del conjunto porteño, Toni Malla, reconoce que «no nos salió nada», un problema que considera «más individual que tácticamente. Los jugadores no acertados y, desde el banquillo, intentamos introducir variantes pero no sirvió nada». Ya en la primera parte, el Fertiberia vació su portería para jugar siete contra seis en ataque y eso permitió apretar el marcador, pero los manchegos encontraron soluciones en la segunda mitad para contrarrestar esta táctica y dirigirse hacia la victoria.

En cualquier caso, Malla no duda de «la lucha» de su plantilla, aunque cree que «falta dar un paso adelante en concentración y lanzamiento. No puedo ocurrir que su portero nos haga 18 paradas de tiros claros». El técnico catalán añade que, tras el mal comienzo liguero, «tenemos dos opciones: caer en el catastrofismo de pensar que vamos a seguir sufriendo o ser positivos, seguir trabajando y meter caña en el día a día».

Dejar los miedos en casa

Y es que Malla cree que «tenemos un problema mental, que solo se soluciona con paciencia, trabajo y apoyo. Estoy convencido de que vamos a tirar hacia adelante, pero necesitamos que los jugadores despejen sus cocos, dejen los miedos en casa y den un paso en la concentración, porque tenemos capacidad para ganar partidos», concluye el técnico.

Compartir el artículo

stats