Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un exmilitante de Ciudadanos denunciado por amenazas al portavoz será edil en Sagunt

Carlos López sustituirá a Raúl Castillo al ser el número tres en la lista de la coalición naranja, un partido al que ya no pertenece desde hace meses

Carlos López en un pleno de Sagunt, desde el público. | DANI TORTAJADA

Un exmilitante de Ciudadanos (Cs), Carlos López, será el nuevo concejal del Ayuntamiento de Sagunt en sustitución del edil de la formación naranja que dimitió hace unas semanas, Raúl Castillo. Junto a esto, se da la circunstancia de que López fue condenado con una orden de alejamiento del portavoz de la agrupación naranja, Salva Montesinos, tras ser denunciado por éste por amenazas y agresión, si bien ahora ambos coincidirán como concejales.

El nombramiento prevé realizarse mañana jueves en el pleno ordinario. Mientras el propio López sostiene que será de momento concejal de Cs, desde la agrupación naranja discrepan y aseguran que se le asignará al grupo de los no adscritos directamente. Así lo ha adelantado a Levante-EMV el propio portavoz, Salva Montesinos. «Hemos remitido una carta al secretario del ayuntamiento informándole de que Carlos López ya no es militante de nuestra agrupación, de la que fue expulsado», un documento que López desconocía. «A mí nadie del partido me ha llamado para decirme nada», decía mientras Montesinos insistía en que «él ya no pertenece a Cs, no tenemos que llamarle».

Denuncia inicial

La relación entre los que fueron compañeros de partido comenzó a torcerse cuando López denunció a Montesinos ante el comité de garantías del partido por presuntas irregularidades en las cuentas de la agrupación, asunto que no llegó a esclarecerse. Tras este primer hecho y con las cosas tensas entre ambos, el tema se complicó tras la celebración de una reunión de partido en la que las intervenciones subieron de tono, hasta el punto de acabar en los juzgados con una denuncia de Montesinos contra López por supuesta agresión y amenazas, que acabó en una condena solo por esto último.

Esto hizo que se le abriera un expediente a López, quien acabó dándose de baja del partido, después de haber sido una persona muy próxima a Montesinos, quien le nombró jefe de campaña en los últimos comicios y lo puso de número tres.

Después de lo ocurrido, ambos volverán a verse las caras, esta vez en el salón de plenos de Sagunt como ediles y miembros de la corporación municipal. Lo que todavía queda por esclarecer es si se sentarán juntos como concejales de Ciudadanos o López ocupará otro sillón , como integrante del grupo de no adscritos.

De estar juntos, la situación sería insostenible, según han reconocido ambos a este diario, aunque también coinciden en que su objetivo es trabajar por los vecinos y vecinas de Sagunt, dejando en un segundo lado otras cuestiones. «Yo voy a intentar hacer mi trabajo lo mejor que sepa y pueda», adelantaba López, mientras Montesinos quitaba hierro a sus desencuentros y afirmaba: «No me importa nada, será uno más. Yo estoy aquí para trabajar, si me dejan».

Compartir el artículo

stats