Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En libertad el capitán de Greenpeace que bloqueó en Sagunt el muelle gasero

Demydov acaba de declarar por videoconferencia ante un juez desde el cuartel de la Guardia Civil

Sale en libertad provisional el capitán del barco de Greenpeace que bloqueó el puerto de Sagunt Daniel Tortajada / Arturo Iranzo

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Sale en libertad provisional el capitán del barco de Greenpeace que bloqueó el puerto de Sagunt M. Arribas

El capitán del barco de Greenpeace que ayer bloqueó durante más de 8 horas el muelle gasero de Sagunt e impidió atracar un buque, Sergiy Demydov, ha sido puesto en libertad provisional tras declarar hoy a mediodía por videoconferencia ante un juez de Sagunt desde el mismo cuartel de la Guardia Civil del Port de Sagunt.

El capitán fue trasladado anoche a dependencias de la Guardia Civil después de que agentes de la Benemérita abordaran el buque en una actuación autorizada por un juez de Sagunt que se produjo tras varios avisos por radio de la Autoridad Portuaria y la Guardia Civil para que los activistas dejaran de obstaculizar el paso a la regasificadora.

Demydov está investigado por un presunto delito de desobediencia a los agentes de la autoridad, "sin perjuicio del avance que pueda tener la investigación", según han apuntado a Levante-EMV desde el gabiente de prensa del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Aunque ha declarado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Sagunt, que es el que está hoy en funciones de guardia, no se descarta que el asunto acabe en el número 4, que era el que ayer atendía los casos urgentes, como han apuntado desde el TSJCV.

El barco "Esperanza", de Greenpeace, sigue retenido en las instalaciones del puerto comercial de Sagunt y, aunque los activistas ya pueden salir del buque, éste todavía no puede dejar la dársena, como afirman desde el colectivo.

El muelle gasero recuperó anoche la normalidad pues, poco después de que el buque de Greenpeace dejara libre el acceso, entró el 'Merchan' y esa misma noche se iniciaron las maniobras de descarga, como han confirmado desde la planta de regasificación a preguntas de Levante-EMV.

Está previsto que esos trabajos acaben hoy mismo y, a lo largo de la tarde, abandone las instalaciones saguntinas este buque procedente de Estados Unidos que llevaba 138.000 metros cúbicos de gas natural licuado.

Como la planta de regasificación trabaja a turnos y está preparada para atender este tipo de servicios sin importar la hora del día, desde la entidad aseguraban no haber sufrido directamente ningún perjuicio, la margen del retraso que sufrió la operación.

La acción de Greenpeace tenía como objetivo exigir el fin de los combustibles fósiles y denunciar la dependencia de España del gas fósil.

Los activistas entraron en el puerto, se anclaron junto a la planta de regasificación de Enagás para impedir la entrada del barco y llegaron a pintar en un lado del buque el lema "NO + GAS", mientras un escalador se encaramó al ancla del barco para ejercer una resistencia pasiva, según informó la organización.

La protesta se hizo coincidiendo con el Consejo Europeo extraordinario que se celebraba en Luxemburgo, donde los ministros de Energía se reunían para tratar el impacto del aumento de los precios de la energía y las posibles medidas pues Greenpeace quería dejar claro que, a su juicio, "el gas no es una solución".

Compartir el artículo

stats