Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt bonificará el IBI hasta el 50 % por instalar placas de energía solar

Se mantiene la penalización a los dueños de más de 10 viviendas vacías

Javier Raro durante una intervención en el pleno. | DANIEL TORTAJADA

El pleno del Ayuntamiento de Sagunt, con los únicos votos favorables del tripartito (PSPV, Comprimís y EU), la abstención de Cs y la posición en contra del IP, PP y Vox, dio luz verde a la modificación de la ordenanza fiscal del impuesto de bienes inmuebles (IBI) para 2022.

Además de una rebaja de los tipos de gravamen, que no es suficiente para mitigar los últimos coletazos de la revalorización catastral aprobada en 2012, entre las novedades destaca la bonificación a los inmuebles que hayan instalado sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar.

Esta rebaja será del 30 % de la cuota íntegra del impuesto, durante los 10 primeros años desde su instalación, y alcanzará el 50 % si se instalan simultáneamente los dos sistemas de aprovechamiento de la energía solar.

Este expediente, defendido por el concejal de Hacienda, Javier Raro, contempla un tipo de gravamen general del 0,41 % y del incrementado, que afecta a los inmuebles de uso industrial o comercial cuyo valor catastral supera el millón de euros, del 0,53 %. De esta forma, tal y como ya informó Levante-EMV, las arcas municipales ingresarán por el IBI urbano 291.000 euros más que este año, lo que supone una subida media ligeramente por debajo de 5 euros por recibo.

Por otra parte, el tipo de gravamen para los bienes inmuebles de naturaleza rústica se mantiene en el 0,72 % y en el 1,3 % en el caso de los de características especiales.

Recargo del 50 %

También se mantiene la modificación aprobada el año pasado consistente en la aplicación de un recargo del 50 % de la cuota líquida a las viviendas que se encuentren desocupadas con carácter permanente cuando sus propietarios tengan más de diez viviendas. Según la ordenanza, este tipo de inmueble está definido por la Generalitat Valenciana en la Ley 2/2017, de 3 de febrero, y deben constar inscritas como permanentemente desocupadas en el registro.

La aprobación plenaria, según precisan fuentes municipales, es provisional, de modo que el texto se expondrá al público durante 30 días para que las personas interesadas puedan examinarlo y presentar las reclamaciones que estimen oportunas. Una vez concluido el plazo y si no se presenta ninguna alegación, se dará por aprobada definitivamente y la ordenanza empezará a aplicarse el 1 de enero de 2022.

Compartir el artículo

stats