Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lafarge afirma que su envío de piedra a Almenara "cumple" el convenio

El ayuntamiento reclama datos a la cementera y al Ministerio

Uno de los camiones, al salir de la cementera ayer. | TORTAJADA

El uso de piedras de la cantera de Sagunt para la construcción de espigones en Almenara será investigado por el ayuntamiento de la capital del Camp de Morvedre. La medida fue acordada ayer en una comisión municipal, después de que primero Compromís y luego EU cuestionaran este hecho, siendo que el consistorio saguntino ha pedido a la Audiencia Nacional la paralización de esos trabajos al sur de Castelló, al temer más daños para sus playas.

El aspecto que quiere tener claro el ayuntamiento es si esta actividad está amparada o no por su actual convenio con la empresa que explota la cantera, LafargeHolcim. Hace unos días, el grupo municipal de EU ya alertó de que ese documento especificaba que la caliza extraída era para el uso de la fábrica que la cementera posee en Sagunt; un extremo que luego fue confirmado por un técnico del departamento municipal de Patrimonio, que remarcó en un informe que la Cláusula 1.4 del convenio «prohíbe efectivamente el desvío de mineral de caliza para su empleo en fines distintos a los de la fábrica de Lafarge en Sagunto, de modo que cualquier actuación contraria a este acuerdo supone una infracción del convenio».

En la comisión municipal de ayer, como explicaban desde EU, «se nos trasladó por parte de Alcaldía que Lafarge había comunicado informalmente que los materiales utilizados para la obra de Almenara son “residuos extraordinarios”, tipos de piedra con altos valores de magnesio que según la compañía no es útil para la fabricación de cemento». Sin embargo, para EU: «También es necesario que aclaren qué hacen normalmente con esos “desechos” ya que es muy sospechoso que salgan camiones de manera permanente con enormes rocas cuando eso no sucedía antes».

Para tener claro lo sucedido, el consistorio acordó requerir un información por escrito a Lafarge y al Ministerio para la Transición Ecológica sobre la cantidad de material extraído para este fin así como pruebas documentales sobre la composición de ese material.

Además, el Departamento de Actividades elevará un informe sobre la actividad que tiene autorizada la empresa y el Departamento de Patrimonio continuará el expediente abierto a petición de EU.

Este último grupo también asegura que aportará al ayuntamiento las fotos que tomó al seguir los pasos de Compromís y hacer un seguimiento de los vehículos que salen de la cantera de Salt del Llop hasta llegar a la playa de Casablanca en Almenara, lugar donde se está depositado el material para la construcción de los espigones.

Posición oficial de la empresa

Aún así, desde la empresa aseguraron ayer a preguntas de Levante-EMV que «LafargeHolcim cumple legalmente con todo lo requerido en la explotación minera, y por supuesto con el convenio».

Desde EUPV abogaron, en cualquier caso, por clarificar bien «si se está cumpliendo o no con la legalidad». «Nos preocupa que se esté utilizando material para cuestiones diferentes a la fabricación de cemento porque acortaría la vida útil de la cantera, perjudicando así al mantenimiento del empleo. Además, nos parece un insulto utilizar material de nuestro término municipal para unas obras que pueden perjudicar nuestra costa y que hemos llevado a los tribunales. Por último, desde EUPV pensamos que se debería paralizar de inmediato el transporte de ese material a Almenara hasta que no se clarifique todo lo sucedido», decían.

Compartir el artículo

stats