Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 170 viviendas se quedan seis días sin agua corriente en Algar

La avería en un pozo privado deja sin servicio a la urbanización que sigue sin conectarse al trasvase Júcar-Turia pese al gasto realizado para permitirlo

El alcalde mostrando el acondicionamiento de los baños para que se duchen los vecinos. | DANI TORTAJADA

Una avería en la bomba del depósito que nutre de suministro a la urbanización Montes de Palància de Algar ha dejado sin agua a más de 170 viviendas desde el pasado miércoles. Una situación que desde la entidad urbanística y la junta de propietarios del Pozo de los Dolores, que abastece a la zona, se ha tachado de «insostenible» y de la que hacen responsable al consistorio. «La obligación del ayuntamiento es garantizar el suministro de agua potable a todos los vecinos, estén donde estén y no lo ha hecho», afirmaba Jacinto Lacarra, uno de los responsable de la entidad urbanística, propietaria del depósito y la infraestructura hidráulica de la urbanización.

Sin embargo, desde la administración local se explica que se trata de una avería en una infraestructura privada que deben solventar los propietarios que en su momento «se negaron a que ‘el metro cúbico’ llegara hasta la zona para garantizar ese suministro» , explicaba el alcalde, Juan Emiliio Lostado en relación al agua potabilizada, procedente del trasvase Júcar-Turia, más conocida como «del metro cúbico». Ante esta coyuntura, el consistorio ha habilitado los baños del polideportivo «para que cualquier vecino que lo necesite pueda ducharse con agua caliente», añadía.

Desde la entidad urbanística y algunos miembros de la comunidad de usuarios del pozo de los Dolores exigen ahora al alcalde que utilice el agua del ‘metro cúbico’ para dotar de suministro a la urbanización ante esta situación de emergencia, un opción que a día de hoy «es inviable», explicaba Lostado.

Pese a que en un primer momento los vecinos de esta urbanización se negaron a abastecerse con agua del trasvase dado que podían hacerlo a través del pozo, una situación de fuerte sequía, que los dejó sin agua durante dos semanas. hizo que se replantearan la situación. En ese instante, desde el ayuntamiento se comenzó a trabajar en este proyecto, muy costoso en tiempo y presupuesto dada la altura de la urbanización, un presupuesto valorado en un millón de euros que quedó reducido a 400.000 euros. La conexión de esta infraestructura está finalizada y parada desde hace más de un año, ya que para su puesta en marcha se necesita que la entidad urbanística ceda al ayuntamiento tanto el depósito como la infraestructura hidráulica de distribución existente en la urbanización, que permita llevar el agua del trasvase hasta ese depósito y de allí canalizarla hasta las viviendas, una opción con la que el suministro quedaría garantizado.

Sin embargo, desde la entidad urbanística y parte de la comunidad de usuarios se niegan a esta cesión, alegando que «llevamos más de 30 años manteniendo esta infraestructura nosotros y ahora no se la vamos a ceder al ayuntamiento a cambio de nada. Quieren que se lo regalemos todo y luego cobrar el agua al precio que ellos quieren», explicaba Lacarra.

Lo que la mayor parte de los propietarios proponen es comprar el agua del trasvase y gestionarla ellos como han hecho con la del pozo, una opción que desde el ayuntamiento ven «inviable. Se trata de un servicio público que debe gestionar una entidad pública y no privada», aclaraba el alcalde, quien desconoce «los intereses que pueden haber detrás de esto».

Pese a estar la conexión finalizada desde hace más de un año, el agua del trasvase no se puede utilizarse ni no hay cesión del depósito para su distribución.

En cuanto a la reparación de la bomba, esperan poder repararla este martes y reanudar el servicio de agua potable el miércoles.

Varios vecinos piden municipalizar la gestión del agua

No todos los vecinos están de acuerdo con la postura mantenida por la junta de usuarios del pozo de los Dolores y la entidad urbanística. Cerca de 40 propietarios, unos 10 según las dos entidades anteriores, se muestran partidarios de ceder las infraestructuras hidráulicas al ayuntamiento con el objetivo de que el servicio del agua termine por municipalizarse. No ven clara la gestión realizada por la comunidad y consideran que este recurso público debe ser gestionado por el ayuntamiento. El portavoz de los que se denominan «agrupación de propietarios Montes del Palància» es el que fuera presidente de la junta hace dos años, Eugenio Constantino. Este grupo de vecinos mantendrá el próximo 5 de diciembre una reunión con el alcalde para tratar de dar una solución definitiva a este grave problema de abastecimiento.

Compartir el artículo

stats