Sagunt y su comarca han dado hoy el adiós definitivo a Candela Noverques Gómez, la joven que fue fallera mayor infantil de la comarca en 2006 y falleció este fin de semana a los 24 años de forma repentina.

La iglesia de Santa María se ha llenado de familiares, amigos, representantes del mundo fallero y autoridades, pues incluso el pleno municipal se ha suspendido durante dos horas aproximadamente para que el alcalde, Darío Moreno, y varios ediles pudieran asistir al sepelio de una joven que ha dejado una honda huella entre quienes la conocían.

A continuación, sus restos han sido trasladados al cementerio del Port de Sagunt, si bien son muchos los que tienen claro que su memoria va a seguir viva por mucho tiempo, especialmente, en la localidad que la vio crecer.