Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tripartito apura hasta el último día con los cambios en el IBI

El gobierno de Sagunt rechaza las alegaciones para aumentar las bonificaciones por las placas solares

Darío Moreno.

El pleno de Sagunt se reunió ayer a primera hora en una sesión extraordinaria y exprés en la que el tripartito se quedó solo a la hora de rechazar las alegaciones que mantenían bloqueada la aprobación del impuesto de bienes inmuebles (IBI) del próximo año. Además de una reducción del tipo de interés, que no evita una ligera subida en el promedio de la contribución para 2022, la modificación de este texto contempla bonificaciones por la instalación de sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar y esa parte es la que motivó la solicitud de cambios.

La propuesta aprobada en octubre prevea un 30 % de descuento en la cuota íntegra del impuesto durante los 10 primeros años, que podría alcanzar el 50 % si se instalan dos sistemas. Las alegaciones planteaban tanto un aumento de estas bonificaciones como su aplicación con efecto retroactivo más allá de esa década inicial. En un pleno sin debate y que se acabó en unos segundos, los votos de PSPV, Compromís y EU tumbaron estas propuestas, sobre las que IP, PP y Cs se posicionaron a favor, mientras el concejal no adscrito, Carlos López, se abstuvo.

Tras el trámite plenario, el Ayuntamiento de Sagunt ha remitido el acuerdo para su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, paso previo al de la entrada en vigor de las modificaciones del IBI. Según confirman fuentes municipales, el edicto se publicará el jueves o el viernes de la próxima semana, así que estaría en tiempo de hacerse efectivo a partir del 1 de enero.

Compartir el artículo

stats