Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cierre al público del Horno Alto vuelve a provocar críticas

El edil de Patrimonio afirma que se abrirá tras subsanar unos desperfectos con unas obras que se impulsarán «lo antes posible»

Vista del Horno Alto del Port de Sagunt. | DANIEL TORTAJADA

El estado del Horno Alto número 2 del Port de Sagunt ha vuelto a provocar críticas, sobre todo, ante la imposibilidad de visitarlo desde que se inició la pandemia hace casi dos años.

Iniciativa Porteña denunció ayer que este vestigio del patrimonio industrial «sigue en estado de abandono y se ha deteriorado en este último año, pues ha crecido la maleza en los alrededores, ha saltado parte de la pintura del crisol y ha perdido la iluminación nocturna en estos últimos años», decía su presidente, Eduardo Márquez, mientras el edil de Patrimonio Histórico e Industrial, Guillermo Sampedro recordaba a Levante-EMV «los meses de necesario cierre que originó la pandemia», así como «los daños que sufrió el Horno durante un temporal y que se esperan subsanar este año, antes de reabrirlo».

Desde IP se insiste en la necesidad «de rehabilitar por completo el Alto Horno» y se recuerda que «el pasado noviembre de 2020 el equipo de gobierno conformado por PSOE, Compromís y Esquerra Unida anunciaron que ya estaría disponible para ser visitado», afirma en un comunicado.

«Tras el anuncio del inicio de la incoación del expediente para declararlo Bien de Interés Cultural (BIC) nada se sabe», decía el presidente de Iniciativa Porteña, Eduardo Márquez. «Me llama la atención que el equipo de gobierno se dedique a dar fechas de finalización tanto de reapertura como de la declaración BIC cuando nunca cumplen con ellas», añadía.

Además, lamenta que el alcalde, Darío Moreno, «anunciara las visitas al monumento sin estar rehabilitado completamente, pues no se puede acceder a la planta superior por falta de acondicionamiento del tragante y el elevador se encuentra completamente inoperativo, por lo que las visitas únicamente se pueden centrar en la sala de exposiciones y en la planta baja. Este hecho se puede unir directamente a que la fundación del patrimonio carece de gerente desde octubre de 2020» señala Márquez, quien cree que «estos hechos demuestran que pese a los anuncios triunfalistas del equipo de gobierno sobre el patrimonio industrial no demuestran la voluntad política necesaria para su puesta en valor».

El edil de Patrimonio, no obstante, destacaba que la reapertura del Horno está condicionada a la ejecución de un proyecto para sanear los desperfectos originados por un temporal; una intervención que, según recalca, ya tiene el proyecto redactado y con el visto bueno de la conselleria, «que son los trámites más farragosos pues tuvimos que estar varios meses esperando a la autorización». Según explicaba: «Lo antes posible esperamos tener el presupuesto municipal para este año, hacer la transferencia de fondos anual a la Fundación de Patrimonio y que ésta, como propietaria del Horno, licite estos trabajos que, en realidad, no tendrán mucho plazo de ejecución porque es poca cosa».

Respecto a los problemas de iluminación lo achacó a que «se han fundido algunas bombillas pero se cambiarán»

Compartir el artículo

stats