Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura da el penúltimo paso para desbloquear la rehabilitación de La Nau

La resolución de este contrato permitirá iniciar unos trabajos valorados en más de 1,4 millones de euros

Imagen de La Nau, que sigue a la espera de la rehabilitación. | DANIEL TORTAJADA

La Conselleria de Cultura ha dado el penúltimo paso pendiente para desbloquear la rehabilitación de La Nau de Sagunt, un inmueble que la Generalitat adquirió en enero de 2018 con tal de reabrirlo para usos culturales pero que sigue esperando una necesaria intervención, tras llevar cerrado desde 2009.

Ahora, Cultura ha sacado a concurso público la dirección facultativa de esas obras de remodelación ya adjudicadas en noviembre de 2019 con un presupuesto de 1.437.429,20 euros pero que aún no han podido comenzar al no tener asignado quién debe dirigir los trabajos.

Esta última cuestión se ha acabado demorando mucho más de lo previsto cuando en noviembre de 2019 se dio el primer paso para contratar la dirección facultativa e incluso cuando, a principios de 2021, el portavoz de Compromís y edil de Urbanismo, Quico Fernández, llegó a anunciar públicamente que las obras empezarían en marzo del pasado año al entender que ese proceso iba a resolverse de forma rápida.

La realidad, en cambio, ha sido muy diferente y desde Cultura tampoco se ha llegado a aclarar, a preguntas de Levante-EMV, qué ha ocurrido desde hace un año para acumular tanto retraso en este trámite. «Algunas tramitaciones son más complicadas que otras, lo importante es que salgan adelante», se limitaban a asegurar sin entrar en más detalles.

Desde el departamento autonómico se espera poder ultimar esa contratación próximamente y que ello permita iniciar la rehabilitación pues, según ha podido saber Levante-EMV, la información que poseen es que la empresa adjudicataria de las obras, Binaria Compañía General de Construcciones, S.L, sigue interesada en ejecutarlas.

Traslado de las piezas

El concejal de Patrimonio Histórico e Industrial de Sagunt, Guillermo Sampedro, también cree que esto «permite al fin ver la luz al final del túnel». «Nos han confirmado que esto es lo único que falta para que puedan iniciarse las obras y por fin podamos ver empezar cuanto antes la rehabilitación», decía. Y es que, aunque La Nau también albergaba gran cantidad de piezas y vestuario que debía trasladarse a otro espacio, el edil aseguraba: «Por lo que me han dicho, la Conselleria empezó a hacer ese traslado hace unos meses y, por tanto, eso no será problema».

Junto a esto, admitía que el ayuntamiento «lleva cuatro años deseando poder empezar a usar el espacio como recinto cultural» y que la intención municipal es «reclamar parte del uso para actividades que se puedan promover desde la misma ciudad».

El procedimiento para rehabilitar La Nau empezó a enredarse poco después de que la Generalitat la comprara en 2018. La razón es que Cultura sacó a concurso la puesta a punto del inmueble sin haber pedido antes el visto bueno a los técnicos municipales ni incluir la dirección facultativa. Aunque lo primero se fue subsanando, en lo segundo la solución se ha dilatado enormemente. Así, pese a que Cultura publicó luego un procedimiento para contratar el servicio, la licitación fue recurrida por el Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia al ver aspectos poco claros, lo que acabó llevando el procedimiento al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales y éste suspendió provisionalmente el proceso. Más tarde, Cultura llegó a desistir del procedimiento para que su personal asumiera esa tarea pero, finalmente, optó por contratar de nuevo la dirección de facultativa, en un proceso que ha acabado demorándose dos años pues es ahora cuando los interesados pueden presentar sus ofertas con un presupuesto de 41.745 euros. Por esta cantidad, deberán asumir tanto la dirección de la obra, para lo que requiere un arquitecto superior, como la dirección de la ejecución de las instalaciones y su posterior legalización «realizada por Ingeniero Industrial, Ingeniero técnico industrial, o equivalentes».

Tres años de trámites enredados

La licitación de las obras sin incluir su dirección ha generado una cadena de retrasos

Compartir el artículo

stats