Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una caída de cascotes lleva a cerrar el acceso a la iglesia de Begoña del Port

El ayuntamiento va a pedir al Arzobispado que intervenga tras detectar también fisuras en una fachada ya rehabilitada hace 22 años

Dos feligreses señalan los daños en la fachada de la iglesia. | DANIEL TORTAJADA

Una caída de cascotes ha obligado a cerrar el acceso a la iglesia de Begoña y a suspender temporalmente la actividad religiosa en este templo, que es el más antiguo del Port de Sagunt pero fue restaurado en el año 2000.

Detalle del balcón de donde cayeron los cascotes . | DANIEL TORTAJADA

El vallado del lugar fue realizado el pasado sábado a instancias de la Policía Local al tener conocimiento, sobre las 11 de la mañana, de un desprendimiento desde el balcón semicircular que hay en el centro de la fachada principal, ante el riesgo de que alguna persona pudiera resultar herida.

Ayer llegó el aviso al departamento de Urbanismo municipal y sus técnicos acudieron a hacer un primer examen. Al ver más fisuras en el resto de la fachada, «empezaron a hacer una orden de ejecución al Arzobispado para pedirle que lo repare todo», según confirmó a Levante-EMV el concejal de Urbanismo Quico Fernández.

El vicario episcopal, Camilo Bardisa, ya tenía previsto informar ayer al arquitecto del Arzobispado de que la zona había sido vallada «para que acuda a revisarla en cuanto pueda y valore las medidas a adoptar», como apuntaba a preguntas de este rotativo.

El vallado de la entrada principal de la iglesia no impidió la bendición de animales de Sant Antoni prevista este domingo en el antiguo cine de verano anexo. Además, ha coincidido con un periodo de inactividad temporal en el edificio. La razón de esto es que el actual párroco está de baja ya hace tiempo y su sustituto está confinado por covid sin que se haya podido buscar una persona que le reemplazara tanto en la misa del pasado domingo como en la del próximo día 23, según fuentes de la parroquia.

Restaurada en el año 2000

Aún así, estos desprendimientos y grietas en al fachada han causado cierta sorpresa entre los feligreses ya que ésta se empezó a rehabilitar hace 22 años, con unas obras financiadas por un ayuntamiento saguntino que entonces destinó 60 millones de pesetas, procedentes de los fondos «Resider» de la Unión Europea, y por la Diputación de Valencia, que aportó otros 5 millones de pesetas.

La Iglesia de Begoña fue construida en 1929, con estilo neobarroco, a imagen de la Basílica de Begoña de Bilbao y auspiciada por la antigua siderurgia impulsada por dos empresarios vascos que dio origen al nacimiento del núcleo del Port de Sagunt.

En 2007 fue considerada Bien de Relevancia Local pero a través de un decreto genérico que daba esa protección a todos los bienes de la Iglesia anteriores a 1940.

Compartir el artículo

stats