Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otras tres defunciones elevan a 10 el recuento de la sexta ola en Morvedre

La mortalidad respecto a los positivos cae un 92 %

Vacunación en el departamento de salud de Sagunt. | GVA

Más de 1.000 contagios durante la semana pasada, tres defunciones notificadas desde la anterior actualización y una tasa de incidencia en retroceso. Esos son algunas de las claves numéricas de la evolución de la sexta ola de coronavirus en el Camp de Morvedre, donde ya se ha cobrado una decena de vidas, las últimas en Sagunt y Benavites.

Después de que el primer muerto de esta fase de la pandemia fuera un veinteañero, desde el departamento de salud de Sagunt reconocen en palabras a Levante-EMV que «el perfil de los fallecidos ha variado y ahora se trata fundamental de gente un poco más mayor», sin poder precisar más debido a la restricciones en el suministro de la información marcadas por la Conselleria de Sanitat.

Pese a este pequeño incremento en el ritmo de las defunciones, que alcanzan en la comarca las 221 desde el inicio de la pandemia, la mortalidad de esta sexta ola en comparación con los contagios provocados se queda muy por debajo de las cinco anteriores. Y es que, si ahora se registra una muerte de media por cada 519 positivos, hasta ese momento eran apenas 42, según los datos oficiales, lo que supone un 92 % menos.

Otro aspecto que refuerza este hecho es que esta sexta ola, que se inició a finales de octubre, ya ha provocado casi el 37 % del total de positivos desde febrero de 2020, mientras que las defunciones son un 4,5 % del total registrado en este tiempo.

Entretanto, la incidencia de la covid-19 ha vuelto a retroceder en el Camp de Morvedre, donde los casos detectados en los últimos 14 días se mantienen por encima de los 2.000 por cada 100.000 habitantes, pese a que la semana pasada se redujo en más de un 20 %, después de alcanzar su pico con más de 2.500. Con respecto a la última actualización, esta tasa solo ha empeorado en Albalat dels Tarongers, Benifairó de les Valls, Petrés y Quartell.

Este último municipio es el que presenta peor incidencia a 14 días con 3.780, mientras que el podio lo completan Estivella (3.780) y Faura (3.621). Por su parte, Sagunt sigue por encima de los 2.000, el retroceso de Canet d’en Berenguer le aproxima al nivel de los 1.000 y por debajo de este umbral solo se encuentran Torres Torres (893), Gilet (780), todavía en el umbral de riesgo extremo, y Segart, que sigue sin registrar positivos en esta tercera ola.

Para completar este análisis, los contagios registrados durante la última semana fueron 1.040, lo que eleva el recuento comarcal desde el inicio de la pandemia hasta los 14.104, según Sanitat.

Compartir el artículo

stats