Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Estado obliga a Sagunt a saldar las deudas con sus proveedores

La medida afecta a otros cinco consistorios de la comarca

Javier Raro en imagen de archivo de una intervención plenaria. | DANIEL TORTAJADA

El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha castigado al Ayuntamiento de Sagunt por ser un habitual incumplidor en el plazo de pago a sus proveedores.

En la letra pequeña de los Presupuestos Generales del Estado para este año, concretamente en la disposición adicional nonagésima cuarta, ya se recogía que ciertas entidades locales se deberían someter a «un procedimiento extraordinario de financiación» para la «cancelación de las obligaciones pendientes de pago anteriores al 1 de julio de 2021». Un listado recientemente publicado por el ministerio confirma que el ayuntamiento de la capital comarcal, además de su Fundación de Patrimonio Industrial, la SAG y el Consell Agrari, tendrán que utilizar este mecanismo, al igual que los consistorios de Faura, Albalat dels Tarongers, Torres Torres, Algar de Palància y Segart.

Este procedimiento marca unos periodos muy definidos, como la presentación entre el 17 de enero y el 11 de febrero de una relación certificada de las obligaciones pendientes de pago, para desembocar el 6 de mayo en la apertura del plazo para formalizar los préstamos con las entidades bancarias designadas por el Instituto de Crédito Oficial, «en las condiciones que se establezcan mediante acuerdo de la comisión delegada del Gobierno para Asuntos Económicos», según la resolución de la secretaría general de Financiación Autonómica y Local.

El único requisito para entrar en este procedimiento es que el periodo medio de pago a proveedores del segundo trimestre de 2021, el primero de ese mismo año o el cuarto de 2020 rebasara el máximo legal de 30 días. En el caso de Sagunt, sus números en estos periodos oscilaron entre los 30,6 y los 43,3. También en el tercer trimestre de 2021, último dato oficial, el ayuntamiento superaba el límite legal con 35,7 días.

Desde el gobierno municipal, el concejal de Hacienda, Javier Raro, adelanta en declaraciones a Levante-EMV que «en el cuarto trimestre del año pasado se cumplió con el periodo medio de pago a proveedores, por lo que es evidente que hay mejoras». El socialista también señala que «estamos intentando liquidar prácticamente todo, así que apenas va a haber gastos que entren a este mecanismo», al menos en el caso de las facturas del ayuntamiento, ya que de la fundación, la SAG y el Consell Agrari «desconozco si hay». Además del consistorio, los proveedores que arrastren deudas y no se las reconozca en el listado tendrán la oportunidad de personarse en el procedimiento.

Otra derivada de la inclusión en este mecanismo de financiación es que ayuntamiento tendrá que reformular el plan de saneamiento aprobado el pasado año y que se mantiene vigente. Estas medidas, que deberán recibir el visto bueno del Ministerio de Hacienda, tendrán que prolongarse durante el plazo de amortización del préstamo y sus objetivos serán garantizar el futuro cumplimiento del plazo máximo de pago a proveedores y la estabilidad presupuestaria.

Las facturas ‘en los cajones’ caen a mínimos desde 2019

Un aspecto de la gestión económica en el Ayuntamiento de Sagunt que va en clara mejoría es la cuenta 413, donde acaban las conocidas como ‘facturas en los cajones’, en referencia a los gastos realizados que no se reflejan en el presupuesto. Y es que según el dato de octubre del pasado año, el consistorio apenas tenía 91.000 euros pendientes, por los casi 130.000 y más de 233.000 euros de julio y abril. De hecho, el ayuntamiento no estaba en un nivel tan bajo desde el segundo trimestre de 2019 con 84.500 euros. Las liquidaciones anuales son otra historia, ya que los 528.700 euros de esta cuenta 413 al cierre de 2020 supusieron una espectacular mejoría con respecto al ejercicio anterior, cuando estas ‘facturas en los cajones’ superaban los 2,8 millones.

Compartir el artículo

stats