Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuenta atrás para atajar el "punto débil" de la gola de Quartell

La instalación que hizo la conselleria se mejorará para evitar la apertura manual de las compuertas

Gola de Quartell. | TORTAJADA

La instalación de turbinas en la gola de Quartell fue recibida hace alrededor de un año en Sagunt como todo un logro histórico, después de años de demandas de agricultores, vecinos, ganaderos y autoridades para que al fin este canal pudiera desaguar sin problemas el agua sobrante en el marjal protegido y evitar las constantes inundaciones de campos, caminos y urbanizaciones de toda la costa norte de Sagunt en caso de lluvias torrenciales.

Sin embargo, aquella intervención nació con un «punto débil», como se admitió incluso el mismo día en que se presentaron al público las obras realizadas: Las compuertas no estaba electrificadas y se debían abrir y cerrar de manera manual, después de enviar a uno o dos operarios para que invirtieran alrededor de una hora en hacerlo cada vez. Además, el mecanismo que activaba las bombas funcionaba gracias a un grupo electrógeno alimentado por gasoil, con todas las molestias por ruidos que ello conllevaba para los vecinos, además de su componente contaminante.

El ayuntamiento había sido consciente de todo esto desde el principio y siempre había reclamado a la conselleria que las obras previstas solventaran desde el principio estas cuestiones. Sin embargo, su petición cayó en saco roto y desde el primer momento volvió a reclamarla .

Por ello, la empresa mixta de aguas Aïgues de Sagunt ha acabado impulsando un contrato que cuenta con una subvención autonómica y permitirá garantizar un servicio «más eficiente, menos costoso y de menos impacto tanto al acabar con los problemas de ruidos como de contaminación ambiental» , como aseguraba el edil de Aguas, Pepe Gil.

Las obras se han sacado a concurso por algo más de 77.600 euros y se esperan adjudicar en breve, de modo que «en un mes ya podamos estar viendo cómo empieza la instalación», explicaba el concejal respecto a unos trabajos que, inicialmente, cuentan con un plazo de ejecución de 4 meses.

Subvención de 40.000 euros

Junto a ello señalaba que la conselleria aportará una subvención de 40.000 euros para la mecanización de las compuertas y las bombas.

Todo esto permitirá mejorar las compuertas que controlan el canal que comunica los niveles de aguas en el marjal protegido con el mar, automatizar el sistema de bombeo así como la instalación de otro de telemando para poder maniobrar las compuertas de forma remota, incluyendo también el equipar con dispositivos de arranque progresivo cada una de las electrobombas.

El edil de Aguas destacaba además que los grupos electrógenos se mantendrán con tal de garantizar el servicio si algún día hubiera un fallo eléctrico.

Compartir el artículo

stats