Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt apuntala su polémica lucha contra los solares sucios con 135.000 euros para limpiezas

Un grupo de 40 vecinos muestra su «decepción» con el gobierno local, que «nos engañó» al comprometerse a consultarles la ordenanza, de cuya aprobación se enteraron por Levante-EMV

Uno de los solares en Sagunt donde la vegetación invade la acera. | DANIEL TORTAJADA

La nueva ordenanza sobre limpieza y vallado de parcelas de Sagunt está a unos días de entrar en vigor, pese a las quejas de un grupo de 40 vecinos del norte del Palància, que no ven en esta normativa la solución que se les prometió contra la plaga de milpiés que reaparece tras las lluvias.

Mientras, el concejal de Sanidad, Javier Timón, se muestra «segurísimo» de que las medidas contempladas mejorarán este problema, como también lo hará la inyección extra que el ayuntamiento ha previsto en los dos próximos años para la limpieza de solares sucios, cuyos propietarios desoigan los requerimientos municipales.

Esta forma de apuntalar la lucha contra las parcelas abandonados en los núcleos urbanos se traduce en un contrato anual de 135.000 euros, que el consistorio ha sacado a licitación. Aunque esta reserva ya se hacía en anteriores ejercicios, la novedad en esta ocasión, además de un aumento del presupuesto en 45.000 euros, es que los expedientes se gestionarán no solo desde el departamento de Urbanismo, sino también desde Sanidad.

Estos pasos para eliminar o, al menos, reducir las molestias generadas por las plagas que proliferan en solares abandonados no convencen al grupo de vecinos que lleva años quejándose por la plaga de «millones» de gusanos que tiene que sufrir de forma periódica. En una carta firmada por 40 personas, aunque «los afectados somos muchos más», según explican desde este colectivo, se reconoce la «decepción» con el gobierno municipal, al sentirse «engañados» después de que se les asegurara que se contaría con ellos para la redacción de la ordenanza.

Más allá de este «malentendido», como lo define Timón al asegurar que solo les informó de que podrían alegar durante el periodo de información pública, estos vecinos tampoco creen que la normativa vaya a funcionar. «Nos parece un sucedáneo de ordenanza, pues quedan en el aire muchos e importantes puntos a tratar. Solo el corte de las hierbas no soluciona el problema, ya que en tres meses vuelven a estar igual». Esta «decepción» pasa también porque «el ayuntamiento no da ejemplo, más bien al contrario, porque miles de gusanos anidan, viven y salen de los parques y jardines municipales».

Estas fuentes insisten en que «la experiencia nos dice que se debería roturar la tierra, quemar los rastrojos o llevárselos, fumigar herbicidas, insecticidas y pesticidas autorizados, para así intentar acabar con los nidos y el hábitat de los gusanos, pues deben saber que no viven en la parte externa de las hierbas, sino en sus raíces». En caso de desoír estas quejas, los vecinos advierten de que «tomaremos decisiones más valientes para defender nuestra calidad de vida, pues es asqueroso convivir con esos apestosos gusanos durante ocho años ya».

Timón, por su parte, replica que «si querían que toda la ordenanza estuviera enfocada a los miriápodos, no puede ser, porque tenemos que pensar en todas las plagas». En cualquier caso, el concejal de Sanidad apunta que «las medidas contempladas, entre las que también está fumigar, resolverán buena parte del problema».

Problema de salubridad

El socialista apunta que una muestra de la preocupación municipal por esta cuestión es el informe encargado a la empresa especializada en el tratamiento de plagas. Según explica a Levante-EMV, «es un problema de salubridad, que no de sanidad porque estos gusanos no transmiten enfermedades, común en todo el arco mediterráneo, aunque la empresa sí nos ha dicho que no ha visto esta magnitud en ningún otro sitio».

Este estudio junto con una carta explicativa se remitirá al departamento autonómico de Salud Ambiental, según señala Timón, para «poner de manifiesto el problema» y que se puedan adoptar medidas conjuntas y más contundentes para evitar el suplicio que también sufren vecinos de PAI Fusión o frente al Hospital de Sagunt.

Compartir el artículo

stats