Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La aportación de arena prometida por Costas transforma la costa de Sagunt

Los trasvases incluidos como compensación de las obras de Almenara protegen la playa de la Malvarrosa de Corinto tras retirar de allí toneladas de piedras para llevarlas al sur de Castelló

La playa de la Malvarrosa de Corinto luce un gran arenal tras retirale toneladas de piedras y aportarle arena. | CARLOS SABATER

El Ministerio de Transición Ecológica ya está concluyendo la construcción del nuevo espigón izquierdo previsto en la gola de Queralt, que separa los términos de Almenara y Sagunt, como han asegurado desde la Subdelegación del Gobierno en Castelló a Levante-EMV. Su previsión es hacer otro en este punto. Mientras, trasvasan a Sagunt la arena que están acopiando justo al sur de Almenara, al otro lado de la gola.

Trabajos a toda máquina al sur del litoral de Almenara | CARLOS SABATER

La aportación de arena prometida por Costas ha empezado a hacerse visible en el litoral norte de Sagunt, dentro de los trabajos ya en marcha para regenerar el litoral de Almenara; es decir, el proyecto que precisamente el consistorio de Sagunt llevó a los Tribunales pidiendo su paralización al entender que los espigones proyectados perjudicarán seriamente su litoral ya en regresión.

Esos trasvases de arena fueron anunciados por el Ministerio tras las demandas del gobierno local de Sagunt, a modo de compensación de las obras impulsadas por el Ministerio de Transición Ecológica para regenerar la primera línea de playa de Almenara con gravas procedentes de la capital del Camp de Morvedre. Entonces, se aseguró el vertido de 25.000 m3 de arena a la zona saguntina de Cases de Queralt, si bien finalmente se han hecho también aportaciones en la costa situada justo al sur de ella: La playa de la Malvarrosa de Corinto.

Arena para las playas de Sagunt

La aportación de arena a las playas de Sagunt ha sido iniciada por Costas tras tener avanzadas las obras de regeneración de la costa de Almenara y ha supuesto una «agradable sorpresa» para los vecinos de Malvarrosa de Corinto, como admitían varios de ellos a este diario si bien reconocían sus dudas sobre cuánto podrá aguantar allí la arena si no se hacen más obras para retenerla.

Desde la Subdelegación del Gobierno de Castelló se aclaró, no obstante, a este diario que la medida fue contemplada en la declaración de impacto ambiental del proyecto de Almenara «para contribuir a compensar los posibles desequilibrios en el transporte sedimentario durante el periodo de transición que media hasta que se alcance un nuevo equilibrio, después de finalizadas las obras»; decían precisando que, en este caso, ese periodo «tendrá una duración aproximada de tres años».

La actuación, según destacan, «se ha planteado de forma coherente con una decisión básica de la Estrategia Sur de Castelló, esto es, que el tramo al norte de Queralt, se estabilice con gravas, mientras que el tramo entre Queralt y el Puerto de Sagunto se estabiliza con arena». Así, durante la ejecución de las obras, afirman que se ha ido trasvasando grava pura hacia el norte «donde es necesaria»; mientras que «la arena pura, remanente de las operaciones de cribado, se deja en el término de Sagunt» y a esta última se suma la reciente aportación que, según explican, «incrementa en mucho el margen de seguridad de la actuación, puesto que es preventiva para el caso de que, en los tres años siguientes a la terminación de las obras, se produjera un a serie de temporales, mayoritariamente de componente norte o gregal».

Con todo, aseguran que «la seguridad a medio plazo del tramo que va desde la gola de Queralt al Port de Sagunt quedará reafirmada con la ejecución de las obras ya proyectadas por la demarcación de Costas de Valencia», dentro de una intervención aún pendiente de aprobar.

Compartir el artículo

stats