Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las aulas del colegio de Baladre dan la bienvenida al tercer tiempo del rugby

El Estreles de Morvedre y el centro educativo acuerdan una serie de acciones conjuntas en favor de la inclusión social entre alumnos y club

Juan Hajdukowicz y Victoria Gil con una camiseta del club. | LEVANTE-EMV

El colegio de educación Infanfil y Primaria de Baladre y el Club Rugby Estreles de Morvedre han estrechado todavía más su relación. Esta colaboración, que se estableció después de que la entidad convirtiera el antiguo campo de fútbol del barrio en su centro de operaciones, se ha hecho oficial con la rúbrica de un acuerdo alcanzado entre la directora del centro, Victoria Gil Piqueras, y el presidente de la entidad deportiva, Juan Pablo Hajdukowicz.

Este último explica que el objetivo de esta iniciativa es «mejorar la calidad social, educativa y deportiva de ambas instituciones, a través de un trabajo conjunto hacia la inclusión social de grupos heterogéneos». Sobre este aspecto, en la base del acuerdo «están los principios y valores que se transmiten en el rugby, que sirven para reforzar lo inculcado en las horas lectivas del colegio», según añade Hajdukowicz.

Esta colaboración se hace efectiva con la incorporación de este deporte entre las actividades que se ofrecen en el CEIP Baladre, así como la organización de jornadas de participación e inclusión de los alumnos del colegio con los jugadores de todas las categorías del club. Una parte indispensable del proyecto es el cierre de estos eventos con «el famoso tercer tiempo del rugby, cuando, terminada la actividad física y acompañados de un refresco y un bocata, fomentamos la amistad y la confraternización». Según Hajdukowicz, el centro educativo carga con el peso de la inclusión social, pero este trabajo «codo a codo» permite que el deporte también pueda desarrollarse como la poderosa herramienta que es en esta materia.

Compromiso y dedicación

Desde el club reconocen que esta iniciativa se hace realidad gracias al «compromiso y la dedicación» del equipo docente del CEIP Baladre, «esfuerzo que ha quedado refrendado al haber sido seleccionado como uno de los mejores centros educativos de la Comunidad Valenciana, pionero en adaptarse a las nuevas necesidades de los niños y niñas desde el sistema educativo de la escuela pública, siendo un referente y ejemplo para el resto de instituciones».

Compartir el artículo

stats