Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sexta ola sigue con el goteo de muertes en pleno repunte de casos

Estivella registra la tasa comarcal más alta de la pandemia con 7.579

Entrada principal al Hospital de Sagunt. | DANIEL TORTAJADA

Cuando la sexta ola de coronavirus parecía que empezaba a remitir, los datos publicados ayer por la Conselleria de Sanitat correspondientes al pasado domingo han supuesto un significativo paso atrás para la comarca tanto por los contagios como por las defunciones.

En este último capítulo, la registrada en Sagunt se suma a las dos que recogió la estadística a mediados de la semana pasada en Canet d’en Berenguer y Quart de les Valls, lo que eleva las víctimas mortales de la covid-19 en el Camp de Morvedre desde el inicio de la pandemia a las 224 y 13 desde la irrupción esta fase marcada por la variante ómnicron.

En el recuento municipal, Sagunt concentra 134 de estas defunciones, que representan un 59,8 % del total comarcal, Canet alcanza las 23 (10,3 %), mientras que en Quart significa el segundo fallecimiento. Las otras localidades donde se han registrado más muertes relacionadas con el coronavirus son Quartell (35), Algímia d’Alfara (8) y Estivella (6).

Por si esto goteo no fuera suficiente preocupación y después de que el Camp de Morvedre acumulara unos 10 días de bajada en la incidencia de casos detectados durante los 14 días anteriores por cada 100.000 habitantes, la última semana resultó nefasta con casi 1.700 positivos que volvieron a elevar esta tasa un 18,6 % hasta los 2.424, según los datos publicados por la Conselleria de Sanitat.

Aunque todavía se queda por debajo del nivel más alto registrado en esta sexta ola con más de 2.500 contagios por cada 100.000 personas, algunos municipios sí han alcanzado su incidencia máxima desde el inicio de la pandemia, como Estivella, donde la tasa de 7.579 positivos representa el nivel más alto de cualquier municipio del Camp de Morvedre desde la irrupción de la covid.

En esta misma situación, aunque con una incidencia algo más controlada, se encuentran Benifairó de les Valls (3.086), Albalat dels Tarongers (1.964) y Gilet (1.400), que en este punto de la sexta ola han alcanzado su nivel máximo de positivos durante los 14 días precedentes, lo que antes se consideraban casos activos, pero ahora han dejado de hacerlo al acortarse los tiempos de confinamiento como resultado de los efectos de la vacunación.

Mientras solo Segart se mantiene sin efectos de ómnicron y el resto de municipios de la comarca sigue en el umbral de riesgo máximo de transmisión del virus, otras localidades con la incidencia por cada 100.000 habitantes disparada son Faura (3.761), Quartell (3.049), Quart (2.476) o Sagunt (2.469). En el otro lado de esta tabla y como únicos municipios por debajo del millar se encuentran Algímia d’Alfara (741), Torres Torres (893) y Benavites (919).

Compartir el artículo

stats