Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís denunciará al Seprona los daños ocasionados por Costas en Sagunt

La formación acusa de "pasividad" a sus socios del PSPV, que descartan hacer valoraciones

Trabajos en Cases de Queralt.

Compromís en Sagunt denunciará ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) "los incumplimientos" por parte de Costas al ejecutar las obras para regenerar el litoral de Almenara con gravas extraídas de la costa saguntina.

Según la formación, estos incumplimientos "han acabado por degradar algunos espacios naturales de especial protección ambiental".

Por ello, aseguran haber tomado la decisión de denunciarlos ante el Seprona "ante la pasividad de la alcaldía", decían en un comunicado, censurando de este modo la gestión en este asunto de sus socios del PSPV, mientras estos declinaban hacer comentarios sobre ese asunto.

"Nosotros tenemos como único objetivo defender nuestras playas por encima e independientemente otros intereses que pueda haber, personales o partidistas, por parte de otras personas", insistía el Teniente de Alcalde de Almardà y concejal del Grup Compromís en el Ayuntamiento de Sagunt, Pepe Gil, tras hacer un seguimiento 'in situ' de las intervenciones en Almenara. "Nosotros no queremos ser cómplices de estas actuaciones y estos incumplimientos”, resaltaba.

Entre las irregularidades que destacan en la construcción de los espigones de Almenara "y que afectan directamente a la protección de las playas de Sagunt", aluden a la situación de la playa de Les Cases de Queralt. "Allí hay un escalón que ya supera el 80 centímetros, como ya se preveía en los estudios que Compromís encargó al equipo del experto Vicent Esteban Chapapría", decía.

Como añade Pepe Gil, “estamos totalmente decepcionados de las actuaciones de Costas en nuestras playas. Por un lado, ya hace un tiempo que empezaron a retirar una arena y una tierra que no tendrían que haber retirado, para llevar adelante el proyecto de Almenara. Pero, además, los camiones que transportaban estos materiales han estado transitando por zonas por las cuales está totalmente prohibido su paso, haciendo caso omiso tanto de las señales como de la situación de peligro que creaban, y produciendo daños en algunas de nuestras equipamientos e infraestructuras. Unos daños que se extienden, incluso, a elementos como las dunas, en un espacio que, como todo el mundo sabe, es zona natural de especial protección.”

Irregularidades de ejecución

En un informe que, según Gil, se hará público en la próxima Comisión Especial de Playas "quedan confirmados, precisamente, estos daños que están produciéndose a consecuencia de las intervenciones para alcanzar las necesidades del proyecto de Almenara. En concreto, la construcción del espigón en la zona de Les Cases de Queralt está provocando daños que se pueden comprobar a simple vista. Y todo esto, sin haber sufrido ningún temporal de momento. “Parece que la arena con la que están llenando la playa no cumple las condiciones que ellos mismos habían requerido dentro del proyecto, de un grosor mayor al que están usando, lo cual implica que cualquier tormenta o marea pueden llevarse esa arena”, asegura Pepe Gil, en la línea de la noticia adelantada por Levante-EMV, pues el informe encargado por el ayuntamiento a la Universitat Politècnica reveló este extremo, tal y como trasladó por escrito la alcaldía a Costas la semana pasada, demandando «que se adopten todas las medidas correctoras necesarias para que los trabajos que se están realizando se adecúen al proyecto de obras, que los materiales aportados sean adecuados en cuanto a calidad y a granulometría comprometida, que garantice la estabilidad a medio y largo plazo en la playa, y que se adopten las medidas de vigilancia ambientales necesarias para asegurar el menor impacto en las playas del norte del municipio de Sagunto».

El nacionalista consideraba, no obstante, que sus socios "tenían que haber sido mucho más duros exigiendo a Costas que cumpliera con aquello que estaba establecido". "Estamos muy decepcionados con esta falta de presión que da a entender que nada se está haciendo mal cuando la realidad muestra que un día tras otro los incumplimientos van sumándose a una lista que no para de crecer. Sin duda, hay que iniciar algún expediente para pedir que esta situación se revierta de forma inmediata porque, sinceramente, están tomándonos el pelo".

Compartir el artículo

stats