Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Crida de la esperanza

La Fallera Mayor miró al futuro, pero también recordó a las víctimas de la covid y a los sanitarios

Un momento del concierto de pasodobles falleros. | FJFS

Las Fallas del Camp de Morvedre dieron su pistoletazo oficial de salida con la Crida en la Tenencia de Alcaldía del Port de Sagunt. Aunque la lluvia hizo amago de entorpecer la celebración, el acto pudo desarrollarse frente a centenares de falleros y falleras que no quisieron perderse esta cita.

La Crida de la esperanza | FJFS

Las Falleras Mayores de la Federación Junta Fallera de Sagunt (FJFS), Sandra Ordiñaga Montalt y Aitana González Ruiz, fueron las protagonistas de este emotivo acto que se retomaba tras dos años de pandemia. Durante su discurso, la máxima representante de la fiesta josefina en la comarca tuvo un especial recuerdo a las víctimas de la covid-19 y también «a todas las personas que han estado en primera línea velando por nuestras vidas y nuestro bienestar y que continúan batallando por todos nosotros».

La Crida de la esperanza |

Además, Sandra Ordiñaga lanzó un mensaje de esperanza al destacar que «hoy celebramos que en marzo vuelven las Fallas. Abrid los ojos y dejad de soñar con un marzo lleno de sol y Senyeres ondeando, porque ya es una realidad. Nuestros corazones laten con fuerza al sentir que el gran día ya ha llegado».

La Crida de la esperanza | FJFS

Del mismo modo, la Fallera Mayor agradeció a los ayuntamientos del Camp de Morvedre el apoyo mostrado a esta fiesta durante la pandemia, «luchando por mostrar al mundo entero que unas fallas seguras son posibles». Además, tuvo sentidas palabras para todos los sectores económicos relacionados: «Si alguien tiene que ser denominado luchador por excelencia de nuestras fallas, sin duda, son todos esos colectivos que tanto les ha afectado este tiempo de parada. Gracias por vuestro aguante, por no cansaros nunca, por estar siempre a nuestro lado», aseveró.

La Crida de la esperanza

Antes de este discurso, se llevó a cabo la entrega de las máximas recompensas tanto de la entidad festiva de la comarca como de la Junta Central Fallera de València. Especialmente emotivo fue el momento en el que los padres de Candela Noverques subieron al escenario a recoger las recompensas otorgadas a la que fuera Fallera Mayor Infantil de la FJFS en 2006 a título póstumo. También fue especial el momento de entrega del Masclet d’Alta Distinció al Mèrit Faller que recibieron Miguel Blasco Garcerá de La Marina, M.ª Pilar Sanchis Martín de Luis Cendoya, Julián Uviedo Ferrer de Eduardo Merello, Francisco Javier Izquierdo Sanz de Churruca-Hispanidad y Manuel Allueva González de Plaza Mare Nostrum, que fue recogido por su hija y su nieta dado que este histórico fallero falleció también hace unas semanas.

Concierto de pasodobles

Por otro lado, el fin de semana festivo continuó con el tradicional concierto de pasodobles falleros que, en esta ocasión, fue protagonizado por la Banda Sinfónica de la Unión Musical Porteña en la Casa de la Cultura. En este evento se presentaron los pasodobles dedicados tanto a la FJFS como a las Cortes de Honor, composiciones de Rafael Doménech Pérez y Raúl Doménech Rubio, respectivamente, además de volver a escucharse las piezas musicales con los nombres de Sandra Ordiñaga y Aitana González de Santiago Díaz Santamaría, entre otras canciones.

Arranque oficial de las fallas. La Crida volvió a estar llena de emoción, después de dos años sin celebrarse por la pandemia. 1 Momento de la Crida. F

De

2 a 4 Algunas de las recompensas que se entregaron con motivo de la Crida. F

Compartir el artículo

stats