Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Los detenidos fueron los primeros en recibir golpes en el bazar"

Su abogada afirma que actuaron para defenderse y niega un robo de 2.000 € en este local del Port de Sagunt

Imagen de lo ocurrido.

Los dos arrestados por una trifulca registrada este domingo en un bazar del Port de Sagunt quedaron ayer en libertad provisional tras comparecer ante el juzgado número 3 de Sagunt, según explicó a Levante-EMV su abogada, quien también quiso dejar claro que las diligencias que se instruyen tras lo ocurrido «son de lesiones mutuas tras una riña tumultuaria y no por ninguna acusación de robo con fuerza, ni daños».

La letrada destacaba que los dos detenidos «también sufrieron lesiones» y que, en realidad, «fueron los primeros que recibieron golpes en el bazar». «Hubo un total de 5 personas implicadas. Ellos y tres de la tienda», contaba explicando que todo empezó «por una discusión por un precio». «A raíz de eso, hubo un intercambio de opiniones. Quizá por el modo de hablar de uno de ellos, debió haber un malentendido, empezaron los gritos y empujones contra él», apuntaba. «Las grabaciones que se hicieron desde fuera y se han difundido en redes sociales los muestran a ellos como agresivos pero, cuando se vean las grabaciones del interior, se podrá ver que ellos no empezaron», añadía.

Junto a ello, negaba que los dos hermanos estén implicados en un robo de unos 2.000 euros de esa tienda y se preguntaba por qué a nivel policial se aseguró a este diario que estaban acusados de esa sustracción. «Las diligencias que se instruyen contra ellos son por lesiones. Nada más», remarcaba, cuestionando también que los detenidos sean sospechosos de daños en el local por valor de 2.000 euros. «Eso se deberá acreditar», dijo.

Por su parte, los dos hermanos quisieron dejar claro que «son gente trabajadora. Ni ladrones, ni violentos». Como explicaba uno de ellos a este diario: «Yo intervine cuando entré al local , vi a tres personas pegándole a mi hermano y a él con sangre en la cara. Eso me impactó y me hizo meterme a defenderle». «No fuimos a buscar problemas. Ellos empezaron», recalcaba el otro.

Compartir el artículo

stats