Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ladrones de tragaperras vuelven a actuar en Sagunt

Un bar de la calle Huertos sufrió en la madrugada del martes el cuarto robo reciente de este tipo en establecimientos del núcleo histórico

Las máquinas, tras ser reventadas. | M.A.

Los ladrones de tragaperras han vuelto a actuar en Sagunt. Un bar de la calle Huertos fue su último objetivo durante la madrugada de este martes, si bien en las últimas semanas ha habido al menos otros tres casos más; todos ellos, en el núcleo histórico de la ciudad.

En el local de la calle Huertos, los delincuentes forzaron la persiana metálica de la puerta de entrada, lograron acceder al interior y se fueron directos a las tres máquinas, donde sabían perfectamente donde debían buscar la recaudación. Además, se llevaron el cajón de la máquina registradora del local, con las monedas que había.

«La policía nos ha dicho que deben ser profesionales. ¡Yo vivo justo enfrente y no oí nada!», se lamentaban desde el establecimiento, con visible angustia «Un vecino nos ha dicho que oyó ruidos ratos pasadas las 12 de la noche, pero que no le dio importancia. Igual eran ellos», contaban.

A falta de conocer el importe exacto de la recaudación que había en las máquinas, la preocupación era evidente. «Como nadie quiere asegurárnoslas, ahora me va a tocar pagar la mitad de lo que había en ellas. ¡A saber cuánto será, no quiero ni pensarlo!», contaba a Levante-EMV una responsable del local tras admitir que hace unos años ya le pasó lo mismo. «La verdad es que 5 minutos te arruinan la vida ¡No hay derecho que estés todos los días trabajando y que te hagan esto. Yo tengo dos niños», decía reclamando a la policía «que por favor haga algo» y a los ladrones «que nos dejen en paz».

Éste es el cuarto robo registrado en las últimas semanas en bares del núcleo histórico con el mismo patrón: Los ladrones actúan de madrugada y su objetivo son las tragaperras, es decir, la misma dinámica que se registró antes de la pandemia y que acabó con varias detenciones en la misma localidad.

Esta vez, la peor parte se la ha llevado un bar que ha tenido la mala suerte de ser dos veces el blanco de los ladrones. Por ello, se recomienda extremar las precauciones y se insta a los vecinos a dar la alarma en cuanto oigan algo sospechoso.

Compartir el artículo

stats