Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La conflictividad laboral se recrudece

En ArcelorMittal se quejan del «nulo diálogo social» de la dirección

Representantes de los trabajadores de Acciona Nordex con el alcalde de Sagunt. | LEVANTE-EMV

Mientras la pandemia de coronavirus parece remitir, la economía vuelve al primer plano y con ella la conflictividad laboral de una recuperación incierta. Este panorama se oscurece para los trabajadores de la empresa Acciona Nordex, ubicada en la Vall d’Uixó, pero que cuenta en su plantilla con decenas de saguntinos. En su nombre y en el del resto de empleados, el comité de empresa de la planta se reunió ayer con el alcalde, Darío Moreno, quien mostró su «solidaridad».

Además del impacto directo sobre los vecinos de Sagunt, el socialista añadió su interés en evitar el cierre de la empresa porque «es importante también que tengamos visión de conjunto y la Vall d’Uixó forma parte de nuestro clúster económico». Moreno se comprometió a trabajar con el ayuntamiento del municipio castellonense, la Generalitat y el Estado para «mostrar nuestro rechazo a la decisión unilateral de la compañía», que debe «replantearse su posición». El alcalde de Sagunt también destacó que «no queremos un escenario de confrontación, pero las administraciones seremos implacables frente a un cierre unilateral».

No hace falta irse más allá de las fronteras comarcales para encontrarse otros conflictos. En ArcelorMittal, el comité de empresa y las secciones sindicales de la planta de Sagunt emitieron ayer una nota en la que lamentan la «inexistencia» del diálogo social con la dirección. Esta falta de información se produce en plena huelga del clúster asturiano por los planes de la multinacional de reducir drásticamente la plantilla, una estrategia que «por ahora» no se extenderá al resto de plantas del grupo en España.

En cualquier caso, desde Sagunt han mostrado su apoyo a los compañeros con su «absoluto rechazo» a la carta remitida por la compañía al conjunto de los trabajadores de Asturias pidiendo el fin de los paros, bajo el pretexto de que «pone en riesgo la inversión para la descarbonización que asegurará el futuro de la compañía».

Las fuerza sindicales de ArcelorMittal en Sagunt consideran «inadmisible» que una empresa que exige un código de conducta ejemplar a sus empleados, «intente manipular la opinión de los trabajadores», buscando el enfrentamiento.

«Divide y vencerás»

Los firmantes del comunicado han advertido de que la política del «divide y vencerás» ha sido siempre la pretensión de la compañía, pero ante ello, han indicado que «no cabe otra posibilidad que la unidad en la respuesta». Para visibilizar sus reclamaciones, el comité de empresa ha convocado para el próximo lunes una concentración a las 13.30 horas frente a las instalaciones fabriles de Sagunt.

Compartir el artículo

stats