Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pascua con novedades en Sant Esperit

El espacio recreativo estrena aseos con conexión a la red municipal tras décadas de vertidos a una fosa séptica

Cocineros, en plena tarea, en Quart. Daniel Tortajada

Cerca de 6.000 personas se espera que disfruten este fin de semana largo de Pascua de la zona recreativa de Sant Esperit, en Gilet. Una cifra que se superó en Semana Santa, cuando se registraron más de 500 coches diarios en el aparcamiento.

Pese a la cantidad de visitantes, este año no ha habido aglomeraciones, ya que se han dispersado entre los nuevos espacios acondicionados como hace dos años la pista de pump track, donde se han instalado bancos y mesas para pascueros. A estas alternativas se añade la también concurrida zona de la Pérgola.

La descongestión del área recreativa en plena Sierra Calderona ha coincidido con los remodelados aseos, conectados por fin a la red municipal. Este proyecto, esperado desde hace décadas, acaba de una vez por todas con los vertidos de aguas fecales en un pozo ciego. La instalación de un colector permite recoger todas las aguas sucias de la hospedería del monasterio y el área recreativa para conducirlas hasta la red de alcantarillado.

Las obras de 190.000 euros fueron financiadas por la Generalitat y fueron posibles gracias al convenio suscrito entre la Orden Franciscana, que regenta el monasterio, el Ayuntamiento de Gilet y los servicios forestales de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente.

Pese a los aspectos positivos de la primera semana festiva, a los que se añaden que «la gente se comportó. Hubo más civismo y ausencia de incidentes», según el alcalde, Salva Costa, la limpieza y el mantenimiento del área recreativa sigue siendo una asignatura pendiente. «Las brigadas de la conselleria no han pasado a diario, venían días alternos, lo que nos obliga a tener que asumir el servicio con recursos propios, casi día sí, día no», lamenta Costa.

30.000 o 40.000 euros

El socialista añade que «esto ha supuesto un coste extraordinario para las arcas municipales, que de momento, no hemos calculado, pero, a falta de estos días de fiesta, serán miles de euros, que no nos toca asumir, ya que el mantenimiento es competencia de la conselleria, que gestiona el parque. Antes, aún nos daban una subvención anual de 30.000 o 40.000 euros, a la que se incorporaba además la vigilancia de la zona», añade el alcalde.

Frente a esta situación, Costa asegura que volverá a solicitar la ayuda para hacer frente a los gastos de mantenimiento en cada temporada de Pascua. Por otro lado, esta subvención «supondrá tener a una persona encargada de la vigilancia y la limpieza de la zona durante todo el año, lo que garantizaría un mejor estado de este espacio del parque», añade el alcalde de Gilet.

Compartir el artículo

stats