Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«FaurArt» democratiza el teatro

La sorpresas y las emociones que artistas y espectáculos despertaban han sido la esencia del festival

Uno de los espectáculos que se llevaron a cabo en el Faurart. | FAURART

Ironía, curiosidad, sugestión, análisis, risa, reflexión, encuentros intergeneracionales y ante todo, ganas de recuperar la vida, han cohesionado la octava edición de FaurArt. El festival de teatre i arts de carrer ha culminado su estado de gracia. Calidad en los espectáculos unida a un éxito de público, han reforzado la idea de un proyecto que vigoriza la vida cultural no solo en Faura sino en el Camp de Morvedre. «El FaurArt nos ha devuelto la calle como espacio vital; poder disfrutar de lo público y hacerlo en clave cultural; es uno de los mayores logros; algo que valoramos más, si cabe, tras la pandemia. Estat de gràcia ha elevado cualitativamente la propuesta de este festival de teatre de carrer que año tras año se consolida en las agendas de los amantes del arte», afirmaba la teniente de alcalde, Consol Duran.

El público ha apostado decididamente por esta propuesta cultural que, en esta ocasión, presentaba un cartel irrenunciable, plural y sólido, no solo por su diversidad sino y sobre todo, por la solidez de las compañías en el territorio nacional. «Girafes», la propuesta de Xiquirriteula Teatre, no sólo sorprendió sino que entusiasmó a los participantes en este recorrido animado. Una muestra itinerante que desató el aplauso y el reconocimiento de cientos de participantes. La propuesta de Emiliano Alessi con «Tei Tei», no solo mantuvo la sorpresa de Girafes sino que se distinguió por su dinamismo y vitalidad. No obstante fue Tortell Poltrona el «Pallasso sense fronteres» quien desató el entusiasmo entre todos los públicos. Grandes y pequeños vivieron con intensidad el Post Clàssic del artista que supo tirar de los números clásicos que siguen entusiasmando a los pequeños. La jornada del sábado se cerraba con luz; el singular espectáculo de Teatres de la Llum y el Trío Aulós, que ofrecieron una combinación de música clásica y teatro de luces y sombras, articulado por Mariola Ponce y Vicent Ortolá. Una poética única, que transporta al espectador al mundo reflejado.

Santi Ugalde y Mila Espiga desplegaron todo su potencial en «Turisteando», una propuesta de Trapu Zaharra en la que el espectador no puede para de reir. Ni pequeños ni adultos, la obra entusiasmó a todos cuantos pudieron verla. Asimismo, Visitants teatre apostaba por la reflexión con su composición «Maletes de terra». Una peculiar mirada a la situación actual llegaba de la mano del bufón del siglo XXI de la mano de Máximo Óptimo.

«La esencia de FaurArt Estat de gràcia ha sido la sorpresa. En cada calle, en cada plaza, en cada espacio la gente encontraba algo diferente; no se esperaba lo que iba a disfrutar. Espectáculos sorprendentes, muy emotivos, emocionantes, con mucho humor. Las compañías lo han logrado, ha sido un verdadero éxito; no sólo la calidad de las propuestas sino despertar la sorpresa y la expectación del público ha sido muy potente», según J.C. Bellver, director del FaurArt.

El mecanismo del FaurArt mantiene su firmeza, de ahí que tras el éxito de esta octava edición, los programadores estén ya pensando en el desarrollo de la futura entidad. «El Festival se consolida como una apuesta firme, ahora el reto pasa por mantener la mejora cualitativa; hemos aprendido en cada edición; hemos estudiado al público, sus gustos y preferencias; incluso horarios más participados, de ahí que tanto el director como el equipo de producción esté trabajando ya en la edición de 2023» comentaba la concejala de Cultura Consol Durán.

La posibilidad de estar en un espacio abierto, la movilidad, la experiencia de vivir el teatro en la calle es una apuesta por la libertad y la flexibilidad de ahí que el ayuntamiento apueste por ella. «Seguiremos apostando por FaurArt puesto que se ha consolidado como una de las tres patas de la programación cultural de Faura que pasa por el Cicle de Música Valenciana i de Cambra; la programación emergente de danza protagonizada por Hort-Art y el teatre de carrer», añadía Durán.

Compartir el artículo

stats