Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tercer robo "de ingeniería" en Alfara

Se llevan la bomba de la piscina y el cuadro eléctrico de manera minuciosa sin generar daños

Detalle de la pared tras robar el cuadro eléctrico. | LEVANTE-EMV

Alfara de la Baronia sufre el tercer robo en su piscina. Un hurto de «ingeniería» que ha dejado a la instalación sin bomba y sin cuadro eléctrico. «Sabían perfectamente a lo que venían. Lo desmontaron todo con mucho cuidado. Ni un cable roto, ningún desperfecto en la instalación, vamos, un robo realizado por profesionales», explicaba el alcalde de la localidad.

Tal y como sospecha el mandatario, Carlos Herrera, «el objetivo era venderlo, de ahí que se tuviera tanto cuidado a la hora de quitarlo, o instalarlo en otro sitio, en otra piscina. Hasta al electricista le llamó la atención la minuciosidad con la que se había realizado la operación», añadía.

Los hechos ocurrían hace unos días, cuando lo trabajadores que están realizando obras de mejora en la piscina se percataron que la puerta de entrada a la caseta, donde está la sala de máquinas y las bombas, estaba abierta. De inmediato apreciaron que la cerradura estaba reventada y que el acceso había sido forzado. En ese instante se pusieron en contacto con el Ayuntamiento para explicar lo que habían visto.

Técnicos del consistorio pudieron comprobar que se habían llevado la bomba y el cuadro eléctrico. «Nadie se dio cuenta de nada, como la caseta esta en el subsuelo, entrarían , cerrarían la puerta y dedicarían a la operación todo el tiempo necesario sin temor a que pudieran ser vistos, ya que una vez dentro, ni se ve, ni se escucha nada.

Según Herrera, «la broma nos va a costar cerca de los 6.000 euros», aunque el consistorio ya ha trasladado el asunto a su seguro.

Además de reponer la bomba y el cuadro, el ayuntamiento instalará una puerta de hierro en la caseta, «mucho más segura, y más reforzada, para que les sea más difícil poder acceder. No podemos hacer otra cosa. Hay que recordar que nosotros no tenemos policía local que nos permita incrementar la vigilancia.

El alcalde ha lamentado «la falta de civismo y el vandalismo existente», ya que son varios los actos vandálicos que ha tenido que sufrir en poco tiempo.

El pasado mayo, unos desaprensivos dejaron una de las fuentes del municipio sin agua al arrancar «de cuajo» la tubería. Esa misma primavera, el alcalde denunciaba el robo de la puerta del polideportivo y la valla del frontón quedaba seriamente dañada al intentar quitarla.

En todos los casos mencionados, el alcalde ha dado cuneta de lo ocurrido a la Guardia Civil de Estivella.

Compartir el artículo

stats