Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sacan a la luz en Estivella restos de un edificio del s.XVII que daban por perdido

Las obras para acondicionar una zona para los contenedores de basura descubren un arco de una propiedad señorial uEl cronista oficial cree que se debe poner en valor y separar las basuras

«Illa Verda» donde se encuentra el arco del siglo XVII. | DANI TORTAJADA

Las obras de acondicionamiento de la «illa verda» para los contenedores de basura de Estivella han sacado a la luz una arcada de gran valor patrimonial.

Las primeras hipótesis que se barajan es que el arco fuera la entrada a una de las plazas más importantes que hubo en la localidad, donde se ubicaba la carnicería, regalía de uno de los barones de Estivella.

Los estudios fechan este arco en el s.XVII, un elemento arquitectónico que formaría parte de este matadero, de la casa, del que se desconocía su existencia y que servirá ahora para «redescubrir una parte de la memoria de la población», afirmaba el cronista oficial de Estivella, Lluís Mesa.

Consultados varios documentos notariales y otros del archivo municipal, encontramos la descripción de la carnicería y donde se estipula su ubicación: «la carnisseria de dit loch de Estivella que està construïda prop lo Cami Real», anotan de forma textual, lugar donde se encuentra ubicado el arco descubierto, que se alza como la entrada a la misma.

«Esta arcada nos va a permitir recuperar la historia de la vieja carnicería, una regalía señorial, monopolio de los nobles de la localidad, como también lo era el horno, inmuebles que forman parte del ritual de toma de posesión de los señores, que se realizaba en la calle. Una vez, se nombraban, estos visitaban sus posesiones (palacio, término, tierras y regalías). Entraban en cada lugar y el notario escribía que había tomado posesión. Se conservan desde el siglo XVI, aunque las más destacadas son las de los siglos XVII y XVIII. Así, cuando el señor llegaba a la carnicería, abría la puerta y golpeaba el pilón. De esta manera quedaba claro que era su propiedad», explicaba Mesa. Actos que se recogía en acta (toma de posesión) donde también se anotaba la ubicación de estos inmuebles, lo que ha permitido conocer el origen de este arco hasta ahora inexistente para sus vecinos.

Dada la importancia del mismo, el cronista considera que hay que ponerlo en valor. «Solo se podrá hacer si se trata con dignidad», decía en declaraciones a Levante-EMV, por lo que solicita que «los contenedores de basura ubicados junto a la arcada, estén separados de este elemento patrimonial y a ser posible, más disimulados o escondidos, con algún tipo de estructura de madera que mantengan el equilibrio del espacio que se ha habilitado».

Conocer la historia

Dentro de la puesta en valor del arco, Mesa propone que se instale además cartelería, donde se explique su historia y su significado con el objetivo de que pueda conocerla así todo el pueblo y todos aquel los que lo visiten.

«Confiamos en que lo hecho hasta ahora sea el principio para abrir una nueva puerta al pasado que recupere una parte de la memoria histórica de Estivella, una memoria que se encontraba perdida por el paso del tiempo», termina declarando Mesa, un cronista confiado en que se realizarán acciones que sugiere para dignificar los restos de este edificio tan importante en la historia de la localidad.

Compartir el artículo

stats