Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El temor a los «destrozos» del bypass y el AVE se dispara en varias zonas de Sagunt

El consistorio ya presentó un contencioso contra la ampliación de la carretera

Una vecina del Pla del Bou de Sagunt muestra la zona que se verá afectada por la ampliación del bypass. | DANIEL TORTAJADA

El avance de los proyectos de la ampliación de la circunvalación exterior de València, más conocida como bypass, y la línea ferroviaria de alta velocidad (AVE) entre València y Castelló ha disparado las alarmas en Sagunt, especialmente entre los vecinos del Pla del Bou, donde varias casas están amenazadas con ser sepultadas por ambas actuaciones.

Y es que esta urbanización con cerca de 200 viviendas sería una de las grandes damnificadas con la ejecución de las obras de la carretera y también del tren, si finalmente la dirección general de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviario del Ministerio de Transportes opta por la alternativa que discurre por el interior.

La «inquietud» ha crecido después de que se hayan adjudicado las obras del bypass entre Paterna y el Puig. «Cuando veas las barbas de tu vecino remojar...», apunta la portavoz de la urbanización del Pla del Bou, Marisa Esquer, quien lamenta que esta actuación «faraónica e injustificada» siga adelante «pese a la oposición de los ayuntamientos, colectivos vecinales y asociaciones ecologistas».

Sobre esta circunvalación, que se empezó a planificar hace más de una década, Marisa señala que «las previsiones de tráfico que se plantearon entonces no se han cumplido y el bypass está lejos de alcanzar su punto de saturación». Según precisa, los estudios técnicos que acompañan al proyecto indicaban que en 2018 se alcanzarían los 125.000 vehículos al día, cuando en realidad apenas superaban los 85.000.

Ésta será una de las cuestiones que hoy tienen previsto plantear varios vecinos en el pleno del Ayuntamiento de Sagunt, cuando insistirán en que «¿cómo se puede explicar que no podamos hacer obras en nuestras propias casas por tratarse de espacios protegidos, pero se permita semejante destrozo en uno de los pulmones verdes que se conservan en la ciudad?».

Más allá de estas cuestiones, desde el colectivo vecinal apelarán al ayuntamiento a que tome medidas, aparte de las alegaciones presentadas en ambos expedientes, con movilizaciones y el planteamiento de alternativas que limiten los daños de estos proyectos sobre el término municipal de Sagunt.

A este respecto, el concejal de Urbanismo, Quico Fernández, apunta que «no tengo constancia de que haya novedades en estos dos proyectos que se solapan y tienen una serie de efectos muy negativos sobre la ciudad». En el caso del AVE, «ya presentamos alegaciones y estamos a la espera de que el ministerio se decante por una de las alternativas planteadas», mientras que con el bypass «planteamos un contencioso ante la Audiencia Nacional tras la aprobación del proyecto definitivo».

En este último caso, el nacionalista recuerda que entre los «terribles perjuicios» paisajísticos, ambientales, acústicos y de movilidad, además del Pla del Bou, se encuentran la zona de Ponera, la montaña de Romeu, Sant Cristòfol o los campos de Xulla. «Sería crear una grandísima herida añadida a las que ya tiene nuestro territorio. El Ministerio vuelve a planificar infraestructuras sin conocer ni la realidad ni las necesidades. Padecemos una administración con una visión centralista que no es sensible a los espacios donde se hacen las infraestructuras».

Compartir el artículo

stats