El equipo de gobierno de Canet d'en Berenguer celebró una audiencia pública este domingo para informar de la regresión que ha sufrido la playa y de las posibles actuaciones que se van a llevar a cabo para poder disfrutar del arenal “en las mejores condiciones posibles”, afirmó el alcalde, Pere Antoni Chordá. Un acto que llenó la sala Ágora del edificio Balcón al Mar, por la que pasaron cerca de un centenar de personas, quienes pudieron manifestar y realizar preguntas al alcalde sobre las dudas e inquietudes que tenían.

Antoni adelantó a los presentes el compromiso adquirido por la Demarcación de Costas para actuar de manera inmediata en la playa de Canet. Una actuación que consistirá principalmente en “retirar la grava de la parte afectada”; una situación “que nos preocupa y mucho, no solo por la parte estética, sino por la seguridad”, añadía Antoni. “Ya se nos ha hecho un escalón importante, tanto dentro como fuera del mar, que supone un peligro para los usuarios, sobre todo para niños y personas mayores, y eso hay que solucionarlo de inmediato. Nuestra playa debe ser una playa accesible para todos y todas”.

El alcalde reconoció estar “muy preocupado” por la regresión que está padeciendo el litoral, cuestión que sustentó en los casi 28 metros de playa que se habían perdido en Canet desde el temporal Gloria, en 2019. Por eso, apuesta por una “actuación integral de sur a norte, en toda la costa desde Borriana a Sagunt, atendiendo al comportamiento de los sedimentos”, y no al contrario, de norte a sur, como se está planteando actualmente.

En cuanto a las actuaciones realizadas por el Ayuntamiento, el presidente de la corporación municipal recordó las que se vienen realizando en la playa de forma continua todos los veranos, y con fondos propios, para que el arenal esté practicable y óptimo para el disfrute de vecinos, vecinas y visitantes. Pero además, recalcó que la administración local había presentado alegaciones a los dos proyectos de Costas. Dentro de este proceso, Canet propuso a la Demarcación la prolongación del espigón del puerto de Siles unos 200 metros como solución a la fuga de arena que sufrimos, ya que este supondrá la retención de sedimentos y por acumulación, el aporte de estos a las playas del sur, propuesta que fue denegada. “Como veis, no hemos estado con los brazos cruzados, llevamos dos años trabajando, estudiando la situación y las posibles alternativas. Por eso, estamos convencidos de que la solución, a largo plazo, que puede garantizar el mantenimiento y la estabilización de nuestra playa pasa por la retención de sedimentos”, reveló, dejando claro que los aportes de arena no dejan de ser una operación de maquillaje, para cortos periodos de tiempo y si se opta por esta, sabemos que en cinco años volveremos a estar en la casilla de salida”.

Por otro lado, Antoni insistió mucho en el concepto de generosidad en este tema: “la solución a mi playa tiene que serlo también para la playa de al lado, no podemos pensar en arreglar nuestro segmento de costa y ya está; esa no es la solución”.

Antoni añadió que los trabajos de Costas se iniciarán en breve, aunque no hay una fecha exacta, y que la playa se abrirá el 20 de junio, dada la intervención del Ministerio. No obstante, aseguró que durante todos los fines de semana de junio, antes de la apertura, Canet dispondrá no solo de un dispositivo especial de vigilancia a cargo de la Policía Local, como se había anunciado, sino que además, se dotará a la playa de un equipo de Salvamento y Socorrismo, tras la afluencia que se está registrando en la playa.

También se abrirán este año todas las entradas con pasarelas de plástico reciclado, algunas de las cuales han permanecido cerradas por seguridad a causa de la pandemia. Por otro lado, Canet contará de nuevo con chiringuitos, kioscos y un servicio de hamacas.

La audiencia finalizó con los aplausos de los asistentes quienes felicitaron al alcalde por su iniciativa y por este “ejercicio de transparencia”, que agradecieron.