Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Homenaje en Faura al motor de su Escola de Música

La Societat Joventut Musical de Faura quiso reconocer los 18 años de dedicación de Joaqui Pérez

Un momento del homenaje. | LEVANTE-EMV

Generosidad, amor por la música, compromiso con la educación y mirada firme en el futuro son los rasgos que han dinamizado la acción de Joaqui Pérez Rodrigo al frente de la Escola de Música Joan Garcés i Queralt. Durante 18 años, esta mujer ha desarrollado una labor de coordinación, articulación de proyectos y dinamización de la enseñanza musical de base en Faura. Su apuesta por la educación musical de calidad, su firme determinación en convertirse en escuela de música oficial y ante todo su acción desinteresada por la música la perfilan como una de las mujeres que más ha trabajado por el futuro cultural de este municipio de la Vall de Segó. Por ello, la Societat Joventut Musical de Faura quiso reconocer públicamente sus 18 años de dedicación a la Escola de Música.

«Ella quería dejar el cargo con la discreción con la que ha protagonizado todos estos años de trabajo, sin embargo queremos reconocerle públicamente toda labor, porque muchos de los músicos que ahora conforman la banda se han formado en nuestra Escola de Música. Por ello la banda aplaude su labor», afirmaba Fina Gómez, actual presidenta comarcal de las Sociedades Musicales del Camp de Morvedre.

En la presidencia de la Escola de Música Joan Garcés i Queralt de Faura-Benifairó, Joaqui Pérez ha impulsado proyectos sumamente enriquecedores como el Concurs de Joves Intèrprets que comenzaba como una iniciativa a nivel local y se ha convertido en un acontecimiento clave en la agenda de los jóvenes que inician su trayectoria. Además de programar audiciones periódicas, entre las apuestas de Pérez ha destacado la implicación del estudiantado en las localidades , de ahí el ya tradicional Concert de Nadales con el que las calles de Faura y Benifairó disfrutan en Navidad o bien las múltiples Trobades, Encuentros; Jornadas de animación o Campamentos musicales.

Joaqui Pérez ha vivido intensamente el compromiso musical de la mano de Juan Pérez, su padre que dedicó parte de su vida a la Sociedad Joventut Musical de Faura y que dejó en herencia a hijos y nietos no solo la afición por la música sino las múltiples posibilidades y miradas que el arte musical puede ofrecer en la vida. Desde el anonimato, la discreción y la confianza en la bondad del arte como dinamizador de sociedades mejores, Joaqui ha querido aportar tiempo, vida y dedicación a una Escuela de la que se despide.

En su homenaje Andreu Mechó, uno de los educandos e hijo de la presidenta le ofreció un recuerdo conmemorativo mientras Isabel Pérez entregó un ramo de flores simbólico con 18 rosas, «una por cada año de dedicación a la música». La Canaleta aplaudió durante minutos la labor de una mujer que ha aportado su simiente a la mejora de la sociedad.

Compartir el artículo

stats