El Ayuntamiento de Canet d'en Berenguer arranca la “plataforma única”, uno de los proyectos buque insignia del gobierno local, que cuenta con una inversión de 1.025.000 euros.

Esta macroactuación, una de las más importantes de esta legislatura, junto al nuevo instituto de Secundaria y Bachillerato, supone la eliminación de las barreras arquitectónicas del casco antiguo de la localidad, como son las aceras actuales, generando una única plataforma por donde convivirán vehículos y peatones de una forma organizada, con espacios perfectamente reservados para cada uno y diferenciados por el color de la trama del pavimento.

“Además de hacer accesible el centro neurálgico de Canet, el proyecto prioriza al peatón frente a los vehículos, lo que implicará la reducción de la huella de CO2 y favorecerá la movilidad sostenible. Nuestras calles volverán a ser un lugar de reunión y de encuentro, además de mejorar considerablemente su aspecto, haciendo más saludable y atractivo su uso y paseo”, afirmaba el alcalde Pere Antoni.

Respecto a la accesibilidad, “las actuales aceras del centro histórico son auténticas barreras a la accesibilidad. Pequeñas, estrechas, peligrosas y altas, que causan más accidentes que ayudan a la movilidad. Por ello, es nuestra obligación eliminar ese riesgo y facilitar la movilidad en nuestro pueblo de todos nuestros vecinos y vecinas”, explicaba el concejal de Infraestructuras, Antoni Antoni.

Además de la eliminación de las aceras, el proyecto contempla un estudio de inundabilidad, calle a calle, y un tratamiento de las aguas en superficie; análisis que ha implicado la instalación de nuevos colectores y la actuación en otros para aumentar su capacidad, con el objetivo de asegurar una mejor recogida y una mayor respuesta ante lluvias torrenciales”, añadía Antoni Antoni. Ya en el año 2020, se generaron colectores de pluviales en la plaza del Castell y calle Calvari, y hace unos meses, finalizaron las obras de sustitución del colector de residuales en el Carrer del Mig, por otro de mayor capacidad.

La plataforma única fue licitada y adjudicada en la legislatura anterior, aunque las obras no llegaron a ponerse en marcha. La entrada del nuevo equipo de gobierno (PSOE-Compromís-EU) quiso reactivar el proyecto que tuvo que volverse a licitar ante las carencias que presentaba el mismo.

El anterior era inviable. No presentaba estudios de detalle de cada una de las calles afectadas, no se realizaron simulaciones de inundabilidad. La plataforma resultante se elevaba sobre la actual 13 centímetros, lo que aseguraba la inundación de todo el centro histórico de Canet con una mínima tormenta”, revelaba Antoni. “Por contra, en el que vamos a ejecutar, se han realizado pruebas simuladas con programas informáticos, para que en todos los casos, la sección resultante de la plataforma tenga una capacidad de captación de agua superior a la actual. Es decir, eliminando el riesgo de inundaciones”, insistía Antoni.

La plataforma única cuenta con una subvención de 400.000 euros a cargo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), un proyecto que se ha convertido en uno de los buques insignia de este equipo de gobierno, dada su envergadura y los beneficios que aportará al municipio y a sus vecinos y vecinas como es la reducción de la huella de CO2, al disminuir la velocidad y el flujo de vehículos por el casco antiguo.

Las obras se iniciarán este lunes 18 de julio, y cuentan con un plazo de ejecución de 8 meses, por lo que se espera finalicen en el primer trimestre del próximo año.

El equipo de gobierno ha presentado el proyecto a los vecinos y vecinas a través de una audiencia pública.