Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las demandadas pantallas acústicas llegarán a Sagunt

El Ministerio asegura que las colocará ante el CEE Sant Cristòfol tras una nueva petición de Compromís

Autopista a su paso por Sagunt. | TORTAJADA

Las pantallas acústicas demandadas durante años llegarán al fin a una zona concreta de Sagunt para mitigar las molestias ocasionados por el tráfico de la autopista AP7 al centro de educación especial Sant Cristòfol y al centro ocupacional San Cristóbal.

El Ministerio de Transportes, Movilidad, y Agenda Urbana (MITMA) así lo ha comunicado en una respuesta parlamentaria al diputado de Compromís Joan Baldoví, que lleva años reclamado esta intervención.

En ella, se especifica que el contrato de servicios para la redacción del proyecto de construcción se encuentra en fase de licitación.

Así lo difundió ayer el grupo de Compromís en Sagunt, al tiempo en que su edil Pepe Gil celebraba este anuncio. "¡Por fin tenemos una buena noticia respeto la insonorización de la AP7 al paso por Sagunto!. Después de muchos años de presiones hechas por el Bloc y Compromís tanto en el Congreso como en el Senado, ahora van a atender estos problemas. De hecho, ya estaba denunciado en el Plan Acústico Municipal (PAM) que esa zona era muy problemática y que el ruido que se genera se encuentra muy por encima del límite que corresponde", afirmaba el concejal.

El edil recordaba que "el tráfico en la AP7 genera unos ruidos que dificultan el buen funcionamiento de las clases de unos centros donde acuden personas con necesidades especiales. Por fin parece que el ministerio se ha puesto las pilas y va a licitar la redacción de un proyecto vital para nuestra ciudad".

El también regidor de Mantenimiento en Sagunt hace especial énfasis en señalar que no solo hacen falta pantallas acústicas. "Es importante que esta infraestructura vaya acompañada de una repavimentación de la carretera con materiales que reducen el sonido durante el rozamiento con las ruedas de los vehículos. Todo pensado para reducir el impacto acústico, no solo de los centros educativos próximos, si no también del barrio en el norte del Palancia y, en definitiva, de toda la ciudad" .

Por último, Gil aprovecha para "agradecer a todas las personas que han apoyado esta solicitud bien firmando la petición o bien mostrando interés por que saliera adelante. Prometemos estar atentos y hacer seguimiento de lo que parece estar más próximo de ser, por fin, una realidad".

Compartir el artículo

stats