Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El riego inteligente se afianza en Sagunt

Las placas solares de la balsa de la Frau evitarán gastar gasoil

El presidente de los regantes y un operario, con las placas solares colocadas en la balsa de la Frau. | TORTAJADA

El riego inteligente se afianza en Sagunt con las nuevas inversiones llevadas a cabo por un importe total superior a los 400.000 euros que reducirán considerablemente el gasto de electricidad en un momento clave, de constantes subidas de precios y de políticas de ahorro energético.

La mayor parte de esta cantidad se ha destinado a integrar en el sistema de riego por goteo las zonas de La Rosana y Ponera, situadas al Norte del Palància.

Las obras, llevadas a cabo por la la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Pavasal y Paverner, permiten dejar de tener que utilizar agua de pozo para alimentar esa superficie pues, al fin, unas bombas les harán accesible el caudal del río que les llegará dentro del sistema a goteo. Esto implica no solo preservar el acuífero, sino también un ahorro energético del 80% respecto al sistema convencional pues se dejará de extraer el agua del subsuelo para utilizar el caudal que llega a través de la Sèquia Major.

Aunque los trabajos en sí se han terminado, ahora todavía están en periodo de pruebas y será en septiembre cuando se haga la entrega oficial a la Comunidad de Regantes, según explicaba a Levante-EMV su presidente, José Peris.

También se ha finalizado la instalación de humectantes, que ahora mismo dan información cada 48 horas del nivel de hidratación que tiene la tierra e incluso precisan a la profundidad a la que llega el caudal y sus nutrientes. "Ahora sabemos, con datos en la mano, si se riega lo que toca o no. ¡Ya es algo demostrable!", decía Peris visiblemente satisfecho de la mejora implementada.

De este modo, en 10 de los 11 sectores existentes ya está implantado un sistema inteligente de telecontrol del riego, partiendo del existente que incorpora sensores de humedad y decide tanto la dosificación como el periodo óptimo de riego en función de la relación suelo-aire-planta así como de las tarifas eléctricas.

A esto se le suma la colocación de placas solares en la balsa de La Frau, lo que evitará alimentar a diario con gasoil un grupo electrógeno, como se hacía hasta ahora, con todo lo que ello suponía.

"En septiembre es cuando recibiremos las obras, pero ya tenemos en mente otros proyectos de modernización. En realidad, por lo complicado que sea, estamos empeñados en reflotar la agricultura en Sagunto", afirmaba Peris tras destacar que, de toda la inversión realizada, 121.958 euros fueron aportados por la comunidad y 284.569 € han sido subvencionados por la Conselleria de Agricultura. "Tuvimos que adelantar nuestra parte, como se exige siempre en esta línea de ayudas, pero luego el importe subvencionado vale la pena", apuntaba el presidente de esta entidad que, hasta las expropiaciones de Parc Sagunt II, agrupaba a más de 2.800 comuneros y a sus 33.203 hanegadas.

Compartir el artículo

stats