Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El impacto de la planta que alimentará a la gigafactoría preocupa en Sagunt

El ayuntamiento pedirá que la macroplanta de 2,5 millones de m2 se fragmente

Terrenos reservados para el desarrollo de Parc Sagunt II. MATEO L BELARTE. VALÈNCIA

El impacto ambiental de la planta fotovoltaica que alimentará a la futura gigafactoría de Volkswagen preocupa en Sagunt. Por ello, el Departamento de Urbanismo del ayuntamiento está trabajando para reducirlo pues, según resaltan, está previsto que esa instalación impulsada por Iberdrola ocupe casi como todo Parc Sagunt I.

El concejal delegado de Urbanismo y exalcalde, el nacionalista Quico Fernández, ha reconocido que el ayuntamiento no preveía inicialmente que la gigafactoría se acompañara de una planta de estas características, una condición pactada en la negociación entre la Generalitat Valenciana y PowerCo, la nueva empresa de baterías del Grupo Volkswagen. «Se trata de una macroplanta que ocuparía una superficie de 2,5 millones de metros cuadrados, casi como Parc Sagunt I, 250 hectáreas, y por tanto de gran impacto en una ciudad como la nuestra, con un suelo muy comprometido por toda una serie de infraestructuras y que está muy saturado. Y por otro lado también hay que tener en cuenta que las propias condiciones del suelo suponen toda una serie de dificultades técnicas que se tienen que resolver, porque son suelos de una muy alta capacidad agrológica y también de un impacto paisajístico muy sensible», ha explicado el edil.

Fernández ha matizado que será la Generalitat quien otorgará las licencias, dado que es quien ha adquirido el compromiso, y que por ello desde la concejalía que dirige se trabaja «en reducir ese impacto fragmentando en tres o cuatro espacios diferentes la planta» para que se ajuste más a las características del término municipal, al tiempo que ha reiterado que no es de su agrado una planta de las características planificadas actualmente, según asegura en un comunicado municipal.

Por este motivo solicita a la Generalitat la implantación de medidas ambientales compensatorias en los corredores entre la Sierra Calderona y la Sierra de Espadán, en el río Palancia y en la Marjal dels Moros. «Pensamos que una macroplanta de estas características, además de la gigafactoría, supone la desaparición de centenares de miles de árboles, y por tanto esto necesita medidas compensatorias», ha manifestado el concejal.

Alegaciones

Por otro lado, el ayuntamiento está ultimando sus alegaciones al plan especial de Parc Sagunt II. «Nuestro objetivo es mejorar las condiciones del parque industrial y sobre todo preservar el interés general», ha señalado el edil, resaltando que desde Urbanismo se está colaborando para agilizar todos los trámites para la instalación de la gigafactoria.

En esta misma línea, ha enumerado algunas otras alegaciones presentadas, que ya se propusieron para el anterior Plan Especial, como garantizar el suministro de agua con la desaladora; que el agente urbanizador, es decir, la Generalitat y el Estado, asuman el tratamiento de aguas pluviales y residuales; la mejora de los accesos, especialmente el desdoblamiento de la carretera CV-309 y el cruce a diferente nivel en la actual rotonda provisional que se tiene que resolver durante 2023, por parte del Gobierno autonómico.

«La gigafactoría es una gran oportunidad de la que todos y todas nos tenemos que alegrar, y de hecho nosotros trabajamos para que su instalación no se demore y también para que los impactos no sean más que los estrictamente necesarios, y en ese sentido pensamos que estamos haciendo un trabajo riguroso desde el Departamento de Urbanismo que va a ser de mucho de provecho para el inmediato futuro», ha subrayado Fernández.

Compartir el artículo

stats