Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Sagunt denuncian la degradación de las playas

Algunos recomiendan precaución en Corinto "por los hoyos y taludes"

WhatsApp Image 2022 08 09 at 9.37.05 AM (1) Mónica Arribas

La ausencia de intervenciones de envergadura en la costa saguntina, frente a la reciente protección de Almenara con espigones por parte del Ministerio, es lo que más dolía a muchos asistentes a la protesta realizada el pasado sábado entre los límites con la playa de Canet d' En Berenguer; un acto que reunió a las principales autoridades municipales y ediles, al que también acudieron el diputado autonómico y exalcalde Alfredo Castelló así como la exconsellera Mª Angels Ramón-Llin.

Como aseguraba a Levante -EMV Pablo Madrid Gil, residente en la urbanización saguntina más cercana a Canet, Gato Montés, «el cambio ha sido brutal en los últimos 10 ó 12 años, pero actuaciones en las playas de Sagunto no ha habido ninguna», decía muy crítico con que el ayuntamiento no hubiera interpuesto antes el contencioso contra la construcción de espigones en Almenara, como reclamaron durante meses la asociación vecinal y partidos del mismo gobierno municipal como Compromís o de la oposición. «Si no hubiera sido por uno de los partidos que es socio del alcalde, él no habría puesto el contencioso. Ahora ha cambiado de postura, pero cuando no le ha quedado más remedio», decía además de cuestionar las banderas azules otorgadas a Corinto y Almardà, pese a los problemas para entrar y salir del agua.

Pero las mayores quejas de falta de accesibilidad llegaban desde la zona de Corinto. «Desde 2001, el deterioro ha sido exponencial por los puertos que han ido construyendo en la provincia de Castellón. Es difícil ir ahora a tomar el baño. Además de las piedras, te cubre enseguida. En realidad, cada día tienes que ir con precaución porque, en cuanto pones un pie en el agua, no sabes con qué te vas a encontrar», explicaba Juan Carlos López.

Taludes

En similares términos se manifestaba la vicepresidenta de la asociación vecinal, Amparo Peris. «En Corinto tienes que ir con escarpines y, al meterte, igual te encuentras de repente al lado un talud enorme. En Canet ya se murió un niño a principios de verano en un talud junto a Puerto Siles, espero que actúen antes haya otra muerte», decía recordando las acciones llevadas acabo por la entidad vecinal ante la Unión Europea para protestar por el modo en que la firma contratada por Costas extrajo materiales de Corinto con tal de reforzar con espigones el litoral de Almenara. «Se llevaron arena por donde quisieron y luego nos trajeron otra oscura y de calidad horrorosa», comentaba en relación a los aportes realizados tras unas excavaciones cercanas que, según Costas, sí cumplían con los parámetros adecuados.

También una vecina de Gato Montés, Marisol Castillo, recomendaba extremar las precauciones, sobre todo si se va con niños. « Hace 3 ó 4 años todo era arena y podías dejar a los niños en la orilla tranquila. Ahora, no. A veces hay hoyos cerca de la orilla que a un adulto le deja con el agua a la altura del cuello. No te puedes fiar», apuntaba resaltando que la solución «son espigones artificiales que retengan la arena».

Para una veraneante en Gato Montés, Ana Van den Eynde: «Nos han robado toda esta playa por intereses económicos en mejorar otras zonas», decía después de la reciente mejora de la costa de Almenara sin que se haya regenerado a la vez el litoral de Morvedre, como pedían sus ayuntamientos costeros y la entidad vecinal de Almardà.

Compartir el artículo

stats