Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CHJ autoriza la limpieza de 11 barrancos en Morvedre tras meses de espera

El objetivo es actuar en los ríos para minimizar el riesgo de inundaciones ante la llegada de la temporada de lluvias

Jornada de limpieza en el río Palancia a su paso por Sagunt Dani Tortajada

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha otorgado a la comarca del Camp de Morvedre 10 autorizaciones para poder actuar en el río Palancia y en 11 barrancos distintos.

Según el organismo de cuenca, se trata de permisos para poder llevar a cabo «pequeñas actuaciones con el objetivo de conservar y mejorar, en lo posible, el estado de nuestros ríos y, a su vez, minimizar el riesgo de inundaciones» en previsión a la temporada de lluvias que suelen darse en otoño.

Documentos que generaron las protestas de algunos alcaldes de Morvedre ante la lentitud en su concesión después de meses de espera y la necesidad imperiosa de intervenir en los cauces y barrancos como es el caso de Gilet o Albalat.

Las zonas autorizadas para intervenir en la comarca son: en Albalat dels tarongers, el barranco de Caber Bort  y el río Palancia.En Algar, el cauce del río; en Algímia d’Alfara, el barranco de Teixidor y el de Murta. En Benifairó de Les Valls, el barranco del Tabalet. En Faura, el barranco de la Canaleta;  en Gilet el barranco de la Maladitxa y el río Palància. En Quart de Les Valls, el barranco del Codoval y el barranco de la Font. En Sagunr, el barranco Espartal y el río Palancia. En Segart, el barranco de la Font y el barranco de Sant Josep y en Torres Torres, el barranco de la Serva.

Estas labores de limpieza y acondicionamiento para el mantenimiento y la conservación de los cauces serán realizadas por las administraciones locales al tratarse de tramos urbanos, ya que como recoge el artículo 28.4 de la Ley 10/2001, de 5 de Julio, del Plan Hidrológico Nacional, la competencia en conservación y mantenimiento de estos corresponde principalmente a los ayuntamientos.

 Son acciones encaminadas a mejorar el dominio público hidráulico y se concretan en la retirada de elementos obstructivos, desbroces de vegetación invasora y otros trabajos menores, poda, retirada de árboles muertos, y eliminación del exceso de vegetación oclusiva del cauce en el tramo afectado, eliminando únicamente los elementos obstructivos, como ramajes, acarreos etc. así como la retirada de vertidos de residuos sólidos, se explica desde la CHJ.

Compartir el artículo

stats