Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La asociación del patrimonio industrial exige medidas inmediatas en el Pantalán

Urge a la Autoridad Portuaria de València a actuar para "mantener la huella paisajística, como acordó y prometió»

Vista del Pantalán tras el último derrumbe. Daniel Tortajada

El reciente derrumbe de varios vanos del Pantalán del Port de Sagunt ha aumentado el malestar de la Asociación por el Patrimonio Industrial del Port de Sagunt (APIPS) por la fragilidad que presentan algunas zonas de esta infraestructura construida a mediados de los años 70 por la extinta compañía Sierra Menera para embarcar mineral procedente de sus minas de Ojos Negros.

Su temor principal es que ni siquiera se puedan cumplir «los mínimos» aceptados por el ayuntamiento hace unos meses cuando la Autoridad Portuaria de València (APV) descartó rehabilitar la infraestructura, debido a su avanzado deterioro, y al final se comprometió a reconstruirla como paseo peatonal, con una longitud menor a la actual, pero conservando todas las pilastras originales. Esto último fue una insistencia de APIPS para mantener al menos la «huella paisajística» pues, según recalcan en la asociación, «los informes encargados por la APV y por el propio ayuntamiento demostraban que las pilastras no presentaban riesgo de colapso y podían mantenerse».

Sin embargo, los derrumbes pueden terminar acabando también con ellas. Por ello, el presidente de la asociación, Óscar Cosín, era claro. «Que el Pantalán está en un estado lamentable resulta obvio para todos, pero la responsabilidad de su mal estado recae en la Autoridad Portuaria de Valencia (APV)», recalcaba en declaraciones a Levante-EMV, dado que esta entidad es la propietaria de la estructura desde 1990. «Exigimos que tome medidas inmediatamente para que las condiciones actuales de la estructura no dificulten aún más la viabilidad de mantener la huella paisajística del Pantalán, tal como se acordó y prometió. Y que se asegure de que se mantienen y restauran la totalidad de las pilastras ahora existentes», agregaba Cosín.

Esta demanda va en la línea de la «actuación urgente» solicitada ya la semana pasada a la Autoridad Portuaria por el alcalde de Sagunt, Darío Moreno, poco después del derrumbe. Tras plantearlo Moreno en el mismo Consejo de Administración de la APV, los máximo dirigentes de la entidad ratificaron su voluntad de impulsar una intervención de emergencia para retirar las losas en los tramos más deteriorados.

Aunque el último colapso se produjo por el propio desgaste y sin que hubiera ningún temporal, como había ocurrido en 2019 y 2020, desde APIPS se recordaba que estas plataformas de hormigón  van simplemente apoyadas sobre las pilastras y, según los informes técnicos, son incapaces de soportar el empuje del oleaje previsto en los próximos años. 

Junto a ello, el presidente de la asociación instaba a acelerar la tramitación del proyecto para reconstruir la parte marítima del Pantalán, al considerar que se están incumpliendo las propias previsiones de la Autoridad Portuaria.

Compartir el artículo

stats