Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de cien familias compartirán en Canet energía solar generada en varios edificios

Se prevé un ahorro inicial de 217 € al año

El alcalde de Canet, Pere Antoni Chordà, muestra las placas solares de la piscina. | TORTAJADA

El Ayuntamiento de Canet d’en Berenguer será en breve un referente nacional en autoconsumo compartido de energía solar generada en edificios públicos y privados. Así lo asegura su alcalde, Pere Antoni Chordà, tras apuntar que este ambicioso proyecto realizado a través de una comunidad energética «ya se está exportando a otros municipios españoles, tanto en Galicia como en Teruel y Andalucía».

De momento, más de 40 familias se van a beneficiar de energía limpia compartida y se espera que en las siguientes fases, que están a punto de desarrollarse, esta cifra supere el centenar hogares, pues se tiene previsto triplicar el número de instalaciones que alberguen las placas solares necesarias para generar la energía requerida.

La primera instalación, de las tres previstas, se encuentra en funcionamiento en la piscina municipal, abasteciendo de momento a puntos de suministro eléctrico del consistorio. Fuentes de Sapiens Energía, socio tecnológico de esta iniciativa, explican que «en pocas semanas podremos avanzar para que nuestros cooperativistas firmen el acuerdo del reparto de 1 kWp, que dará el pistoletazo de salida al proyecto de autoconsumo compartido. Un paso de gran importancia, que supone un ahorro potencial de 217 euros al año en la factura de la luz para todos los vecinos que se sumen al proyecto para empezar». «Además, esto es sólo el principio porque trabajamos para que haya más instalaciones y tengamos más energía para repartir entre los vecinos de Canet que participen de esta iniciativa que, además de ser ventajosa para las economías domésticas lo es también para el planeta, ya que la reducción de emisiones y la huella de Co2 será considerable».

Respecto a esas nuevas instalaciones, desde el ayuntamiento ya se ha avanzado que una será un colegio público y la otra un establecimiento privado de la playa, que también contribuirá al proyecto de autoconsumo compartido.

El alcalde, Pere Antoni Chordà, afirma que el ayuntamiento impulsa el cooperativismo medioambiental, ya que en su opinión «queremos un pueblo que no sea sólo turístico, sino que también sea sostenible porque con el cambio climático y con todo lo que está pasando, no queda otra que mirar por el planeta, y actuaciones como la de la comunidad energética de Canet son las que marcan la pauta para ello». «Nosotros con la instalación de placas solares en la piscina ofrecemos el paraguas al que se unen los ciudadanos, que son el auténtico motor de este proyecto». Antoni explicó que la capacidad de generación energética estimada de esta primera instalación es de 80 kWp, de los que la mitad irán destinados a los miembros de la Comunidad Energética Racó de Mar.

Los responsables de Sapiens Energía animan a sumarse a esta revolución verde y recuerdan que hay subvenciones para la instalación de placas solares, tanto individuales como colectivas para optimizar la generación de electricidad. De la misma manera ofrecen la posibilidad de sumarse a instalaciones de autoconsumo colectivo para abaratar costes y ser prácticos con la eficiencia de los vecinos.

El alcalde concluye que «empezamos con el ahorro en la factura de la luz, pero el objetivo a través del cooperativismo es llegar a la gestión de los residuos, del agua e incluso de la movilidad eléctrica para optimizar la rueda de la sostenibilidad».

Compartir el artículo

stats