Un aviso de una persona permitió descubrir en la tarde del martes el cuerpo sin vida de un hombre de 34 años en el interior de un vehículo aparcado en la avenida Mediterráneo de Port de Sagunt. 

La alerta la dio al ver que el hombre no se movía, lo que movilizó tanto a la Policía Local como a los servicios de emergencia. 

Sin embargo, estos últimos solo pudieron confirmar que ya nada se podía hacer por su vida

Por los primeros indicios, todo apunta a que las causas de la muerte fueron naturales pues, según fuentes policiales consultadas, no había signos de violencia ni el cuerpo ni en el interior del vehículo.