Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas rastreará Sagunt, Canet y Castelló en busca de zonas vulnerables

Aprovechará 450.000 euros de fondos europeos para monitorizar mediante teledetección los 120 kilómetros de litoral entre el Pantalán del Port y el rio Sènia

Una de las zonas más afectadas por el deterioro. Daniel Tortajada

La Demarcación de Costas no deja de sorprender. Mientras en Sagunt y Canet d'en Berenguer se espera la presentación de un proyecto de regeneración acorde con las nuevas necesidades, marcadas, entre otras circunstancias, por las obras de los espigones en Almenara, la secretaría de Estado de Medio Ambiente se descuelga con la licitación de un contrato de casi 450.000 euros y 18 meses de plazo de ejecución para la monitorización mediante teledetección de los 120 kilómetros de litoral que separan el Pantalán del Port y el río Sènia, que marca la frontera entre las provincias de Castelló y Tarragona.

Uno de los principales objetivos de este servicio, según recoge el pliego de condiciones al que ha tenido acceso Levante-EMV, se centra en la determinación del índice de vulnerabilidad costera, mediante la utilización de datos recopilados vía satélite, preferentemente de Sentinel 1 y 2 del programa Copernicus. Esta variable permite evaluar el riesgo frente a procesos como la elevación del nivel de mar, el paso de los temporales o los procesos erosivos, "ayudando a la planificación de tal modo que se aumente la resiliencia de la costa frente a la inundación y la erosión y, al mismo tiempo, se gestionen los recursos de una manera más eficaz y eficiente", según el documento firmado por Roberto Díaz Sánchez, jefe de área en la dirección general de la Costa y el Mar.

Concretamente, la zona de estudio serán "50 metros de profundidad mar adentro y una franja emergida desde la línea de B.M.V.E. -bajamar media viva equinoccial- de hasta 150 metros en suelo urbano o de 300 metros en suelo urbanizable y no urbanizable, contados a partir del límite interior de la ribera del mar o la línea de deslinde del dominio público marítimo terrestre". Estos trabajos, que serán financiados a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con Fondos Next Generation, están organizados en la iniciación, la verificación y la implementación.

Pese a que el contrato tiene un plazo de ejecución de año y medio, la dirección general de la Costa y el Mar pide al concesionario de este servicio, que, en la última fase, entregue tanto "un manual de usuario para el uso del sistema de teledetección" como "los productos desarrollados" para la monitorización, de tal modo que se pueda seguir utilizando la referencia de este sistema de teledetección. Además, Costas también anima al contratista al empleo de los datos disponibles durante los últimos 25 años para establecer los antecedentes.

El ministerio explica que este trabajo permitirá mejorar la planificación y la eficiencia en la gestión

decoration

Descripción de la dinámica litoral

Entre las cuestiones que se precisarán con este análisis destaca la delimitación de las infraestructuras al exterior de la línea de costa, como paseos marítimos, edificios, carreteras o puertos, de los espacios naturales con valor ambiental, así como de las estructuras marítimas para la defensa costera. De esta forma, los trabajos ofrecerán una descripción sobre la dinámica litoral en todo este tramo en apartados como el entorno socio-económico y ambiental; el balance sedimentario y la evolución de la línea de costa, tanto anterior como previsible; el clima marítimo, incluyendo oleaje y temporales; dinámicas resultantes de los efectos del cambio climático; descripción de los fondos batimétricos y forma de equilibrio, en planta y perfil; naturaleza geológica de los fondos en las unidades fisiográficas; estructuras costeras existentes y otras infraestructuras relevantes; así como ecosistemas costeros.

Resulta evidente que toda esta información resulta muy relevante para determinar los mecanismos más eficaces en la lucha contra el deterioro que especialmente sufren las playas de norte de Sagunt y Canet d'en Berenguer, aunque probablemente tanto las autoridades políticas como los residentes de la zona hubieran preferido que esos datos ya se hubieran tenido en cuenta hace tiempo, antes de ejecutar actuaciones como la de Almenara.

Compartir el artículo

stats