El cura de Albalat dels Tarongers, Vicente Miguel Planells,  afirma que sus palabras "se han tergiversado" y "condena absolutamente la violencia contra las mujeres y en ningún caso ha sido su intención ofender a nadie".

Así lo aseguran desde el Arzobispado de Valencia, después de contactar con este sacerdote, a raíz de la noticia publicada por Levante-EMV informando de que el Ayuntamiento de Albalat dels Tarongers tiene previsto reprobar al cura de la localidad "por sus discursos de odio" desde el púlpito, como ha explicado la alcaldesa, Maite Pérez.

El párroco "niega las palabras que se han puesto en su boca", apuntan desde el Arzobispado. "Lamenta enormemente el daño que esta noticia ha hecho a la Iglesia y a quienes se hayan podido sentir ofendidos por la tergiversación de sus palabras y perdona las calumnias realizadas contra su persona", añaden.

A esto agregan que "algunos feligreses han contactado con el Arzobispado para asegurar que la versión publicada no coincide con las palabras del párroco reafirmando que se han tergiversado".