Celebración. Petrés ha recuperado la normalidad postpandemia durante la celebración de la fiesta de la Puríssima de Nadal. Acompañados por la Unió Musical Petresana, los feligreses estuvieron junto a la virgen en su traslado y regreso de la iglesia, sin faltar el canto de las salves de enfermos y difuntos tradicionales. Aunque las inclemencias meteorológicas deslucieron el acto, la emoción volvió a estar presente durante la jornada.