Entrevista |

"Mi trilogía se está vendiendo en toda España y en México"

El porteño Alberto Rey redondea su saga detectivesca pero sin renunciar a otros proyectos

Alberto Rey, con su nuevo libro.

Alberto Rey, con su nuevo libro. / Levante-EMV

Albert Vidal

Es uno de los autores más en boga de la literatura de detectives para jóvenes. Con “Los secretos del inspector“ cierra una trilogía que se ha vendido a lo largo y ancho del territorio nacional, ha alcanzado cotas altas de ventas en Amazon y ha llegado a países americanos, como Méjico. Pero, además, Rey tiene su propia productora audiovisual de animación y ficción, con la que ha cosechado más de 100 selecciones en festivales de todo el mundo y más de una veintena de premios. Además, trabaja como monitor de tiempo libre en el área de Juventud, principalmente llevando el grupo de participación Corresponsales y el Club de Lectura Liber Jove. 

¿Cómo llegó un historiador del Arte a sumergirse en el mundo de la literatura y qué le empujó a escribir para un público más joven?

R. Mucho antes de ser historiador del arte, en la niñez, me convertí en un lector voraz. Además, como cualquier niño, disfrutaba con las películas de animación, eran mi pasión. Pasión que no desvinculé ni en mi adolescencia ni en mi etapa adulta y que se incrementaron debido al interés y a la curiosidad que me producían a todos los niveles. Llegó mi etapa universitaria en la que paralelamente me puse a estudiar cine, animación, guion, etc. Siempre he tenido esa necesidad de contar historias, pero el cine, el stop-motion me ha permitido sacar adelante la fantasía de manera accesible. Y hace tres años, convino el audiovisual con la literatura, otra herramienta distinta, con otro lenguaje que me apasiona como las historias que me empapaban de niño. Tal vez esto me haya llevado a escribir para jóvenes, porque tienen esa pasión que la gran mayoría de adultos va olvidando. 

Háblenos Estreno de “Los secretos del inspector”. ¿Qué espera de este libro?

Espero seguir creciendo como escritor con este libro. Es el más arriesgado de la trilogía. El proceso de escritura ha sido duro, ensamblar las tramas no ha sido fácil pero estoy muy satisfecho con el resultado. Afortunadamente, en cuanto a ventas, al lanzamiento le podemos poner muy buena nota. El día 24 de diciembre, Nochebuena, lanzamos el ebook sobre las 17:30 de la tarde y conseguimos el nº1 de Amazon España en la categoría “Historia de detectives para jóvenes” en apenas 2 horas. La gente por las redes me estaba demostrando las ganas de leer el final de la trilogía y así está siendo. 

¿Sigue la estela de los Crímenes de Steamfield o la Rebelión de los bigotes en cuanto a la estética y las temáticas?

Absolutamente. Son novelas negras juveniles, ambientadas en la época victoriana al estilo de Sherlock Holmes, o las novelas de Agatha Christie. Las temáticas van variando en función de lo que quiero contar, pero la estructura es detectivesca. La trilogía está pensada para explicar el inicio de los detectives y los tres libros están conectados entre sí.

¿Podemos decir que la faceta de escritor está tomando ventaja sobre la de creador audiovisual?

Actualmente disfruto mucho escribiendo novelas. Ya lo hacía (y hago) escribiendo guiones, el problema es que también los dirijo, los produzco y en ocasiones los animo y eso desgasta mucho. Mientras que escribir un libro me permite exclusivamente centrarme en la historia. Aunque es cierto que mi faceta de escritor está teniendo más relevancia, estoy haciendo también audiovisual. Sin ir más lejos, el último mes lanzamos el booktrailer de 'Los secretos del inspector' y la concejalía de Juventud ha impulsado una campaña contra el bullying que hemos trabajado con los grupos de participación. También estoy trabajando junto a Sergio Artal en un corto inspirado en los libros y con el corto de 'La fábula de la Quarantamaula' seguimos cosechando premios a nivel nacional e internacional. Es resumen, estoy enfocado en las dos facetas, aunque dar rienda suelta a mi imaginación, acompañado de Andrew, Abby y Michael me motiva mucho más actualmente.

Tus anteriores obras están teniendo una gran aceptación a nivel local. Notas este reflejo en las plataformas digitales. Por cierto, ¿ha cambiado el proceso de creación al contar con los gigantes de la distribución?

A nivel local es verdad que he tenido un gran apoyo, siento mucho el cariño de la gente y estoy muy agradecido, pero las ventas dicen otra cosa. Tener repercusión no implica que se consuma tu obra, aunque como he dicho antes, me hace muy feliz que se valore lo que hago. Hay muchos focos importantes de ventas en la trilogía, a destacar Jaén y Granada. En general se está vendiendo por toda España, me escriben de prácticamente de todos los lugares. Y los últimos meses estoy teniendo un crecimiento importante en México y mucho interés en países angloparlantes. Hace aproximadamente un par de semanas, se me ha presentado la oportunidad de vender los derechos de la trilogía al extranjero. Es una situación muy bonita pero no me gustaría precipitarme, así que seguimos en conversaciones. Ojalá en las próximas semanas pueda decir algo más, síntoma de que habremos llegado a buen puerto. Y todo esto es gracias a las plataformas digitales y a las redes sociales, que hacen que te descubran miles de personas, incluso las más inesperadas. En cuanto a mi proceso de creación no se ve alterado en absoluto por la distribuidora.

Relacionado con esto. ¿Crees que las nuevas tecnologías facilitan el visionado de trabajo de nuevos creadores y escritores? ¿cómo gestionas en las redes la difusión de tus obras?

Obviamente las nuevas tecnologías, los famosos algoritmos facilitan esta tarea. Que sepan que existes, que te descubran no es simplemente subir una foto del libro y ya está. Enlazo con la segunda pregunta. Para ello tienes que saber gestionar las redes sociales, hacer contenido de calidad, que aporte valor, profesionalidad. Tu libro puede ser muy bueno pero no venderse porque no saben que existes y eso es un problema. En mi caso, no solo he aprendido o mejor dicho, estoy aprendiendo a gestionar Instagram o Facebook, también a gestionar las emociones que conlleva la exposición.

¿Cómo ves el futuro de la lectura en la época de las pantallas y de los 160 caracteres? ¿Ebook o papel?

Parece que en los últimos años hay una ligera recuperación de lectores habituales, tendencia que espero que siga creciendo. A pesar de ser la época de las pantallas, se debería valorar más en general los beneficios de la literatura. El ejercicio intelectual que se hace leyendo aporta valores como la creatividad, la imaginación, aumenta nuestro vocabulario y por ende nuestra cultura… que deberían ser compatibles con otros entretenimientos en el ocio y tiempo libre como los videojuegos, cine, series o incluso redes sociales. Tenemos demasiadas opciones y todas aportan sus beneficios, pero es muy importante el control de estas, la gestión. Desgraciadamente los más jóvenes están sufriendo adicciones a causa de las pantallas que imposibilitan aproximarse a los libros, perdiendo la oportunidad de mejorar otras facetas intelectuales. Y en cuanto a eBook o papel, personalmente creo que ambos tienen cosas a favor o en contra, pero soy de papel. En mi opinión los libros hay que sentirlos en todas sus vertientes. Olerlos, la rugosidad, los colores…esto beneficia a la memoria, a crear un recuerdo de la lectura más completo. Leer en digital, económicamente es una mejor opción, también a la hora del almacenamiento es más agradecido pero para mí no hay ningún tipo de debate: papel. Como anécdota contaré, que cuando visito una casa por primera vez, me fijo en la estantería de libros que suele haber. Hay gente que no tiene libros en casa. Saco conclusiones muy interesantes de las personas.


undefined

undefined