Sagunt plantea un megadique sumergido para frenar el deterioro de sus playas

El proyecto tiene un coste de 6 millones de euros, que el ayuntamiento confía en que financie el Estado y complete la intervención pendiente por parte de Costas de 17 millones para trasvasar cerca de un millón de metros cúbicos de arena

Imagen de las playas del norte de Sagunt.

Imagen de las playas del norte de Sagunt. / Daniel Tortajada

El Ayuntamiento de Sagunt ha cumplido con las exigencias del Ministerio de Ciencia e Innovación y ya dispone de un proyecto de 6 millones de euros, que contempla un dique sumergido de 900 metros para frenar el deterioro que sufren sus playas del norte. Así lo ha anunciado este viernes el gobierno municipal, que precisa que esta solución complementará la actuación de 17 millones de euros pendiente desde el Ministerio para la Transición Ecológica para el trasvase de cerca de un millón de metros cúbicos de arena.

En una iniciativa conjunta con el Ayuntamiento de Canet d'en Berenguer, desde la capital comarcal consideran que este megadique de hormigón evitará la pérdida del sedimento más fino, al atenuar el oleaje, especialmente durante los temporales.

El alcalde de Sagunt, Darío Moreno, explica que la intervención anunciada por Costas desde hace años "necesita medidas de retención de arena", que ya se plantearon sin éxito durante el trámite ambiental. Después de haberse asesorado con una empresa especializada, "ponemos sobre la mesa una opción técnica viable", que se trata de un proyecto piloto, de tres años de duración, que supondrá la colocación a seis metros de profundidad de unas estructuras frente a la playa de la Malvarrosa, concretamente entre la gola de Queralt y la de Quartell, que actuarán a modo de arrecife artificial.

Soluciones innovadoras

El concejal de Playas, Roberto Rovira, añade que "teniendo en cuenta el grave problema de nuestro litoral norte, agudizado por los efectos del cambio climático, es necesario explorar soluciones innovadoras". El edil de EU-Podem reitera la compatibilidad de este dique con el trasvase de arena y "esperamos que el ministerio se comprometa de verdad con la regeneración de las playas del norte, asumiendo nuestro plan para la protección del litoral".

Imagen del deterioro de las playas del norte.

Imagen del deterioro de las playas del norte. / Daniel Tortajada

A este respecto, tanto Sagunt como Canet plantearon esta solución a la ministra Diana Morant, que mostró su apoyo a la hora de llevarla adelante cuando apenas se contaba con un esbozo del proyecto y pidió la máxima concreción, a la que ambos consistorios han dado respuesta con la presentación de sendos estudios con todos los detalles de esta innovadora iniciativa.

Limitar la energía del oleaje

La teniente de alcalde de Almardà, Nuria Carbó, es la encargada de dar algunos detalles técnicos de este proyecto, que "no solo reducirá la erosión del litoral, al limitar la energía del oleaje, sino que ayudará a restaurar y mantener el ecosistema", ya que la profundidad en la que se instalarán las estructuras favorecer la atracción y concentración de organismos vivos.

Después de que el estudio partiera con cuatro posibles soluciones, la elegida ha sido el "dique modular de hormigón perforado. Se ha realizado una prospección de cómo se comportaría cada una en los próximos 50 años, teniendo en cuenta los efectos del cambio climático, y se ha determinado que este arrecife artificial es más eficaz, además totalmente respetuoso con la costa", explica Carbó.

Monitorización durante tres años

Una vez se instale este megadique, su comportamiento se monitorizará durante tres años para confirmar los beneficios en la protección de Almardà, Corinto y Malvarrosa. El alcalde apunta que "las soluciones no pueden esperar. El ascenso del nivel del mar y el aumento tanto en la intensidad como en frecuencia de los temporales marítimos han agravado los problemas en nuestras playas. Nuestro compromiso es firme para mitigar estos efectos".

Suscríbete para seguir leyendo