Sagunt rescata una parcela de la desaladora para su última subasta

El ayuntamiento incorpora unos terrenos en desuso que le expropió Acuamed para tratar de recaudar 271.000 euros

Parcela puesto a la venta en el polígono Camí la Mar.

Parcela puesto a la venta en el polígono Camí la Mar. / Daniel Tortajada

El pleno de Sagunt dio luz verde este jueves, sin debate alguno, a la inclusión en el inventario municipal de la parcela Antiga B29, que, tal y como adelantó Levante-EMV, el ayuntamiento ha sacado a subasta por un precio ligeramente inferior a los 271.000 euros.

Otra vista de la parcela sacada a subasta.

Otra vista de la parcela sacada a subasta. / Daniel Tortajada

Según informan fuentes municipales, estos terrenos de algo más de 5.300 metros cuadrados en el polígono Camí la Mar, con uso preferentemente industrial y apto particularmente para la construcción de una nave, son una vieja propiedad del consistorio, que fue expropiada por Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) como parte del proyecto de canalizaciones de la desaladora. Posteriormente, volvió a manos del ayuntamiento, ya que el organismo estatal solo ocupó una parte de la parcela y el resto "era inservible y no se le estaba dando uso".

Patrimonio municipal de suelo

Su catalogación como patrimonio municipal de suelo no permite la libre disposición de la hipotética recaudación, punto sobre el que fuentes municipales insisten en que "tiene que dedicarse a cuestiones que cumplan una función social, lo que es un abanico suficientemente amplio para que tengamos margen para invertirlo de la mejor forma posible". Algunos destinos que no se permiten son "subvenciones festivas o deportivas o la contratación de nuevo personal para el ayuntamiento", detallan desde el consistorio de Sagunt.

El gobierno ha agilizado el proceso de venta tras conocer el interés de «varios inversiones» en este suelo industrial 

El interés por agilizar esta subasta, que se abrió incluso antes de cumplir el trámite de la inclusión del inmueble en el inventario, responde a que "hemos hablado con varios inversores que nos han preguntado por la parcela". Con esta venta, el ayuntamiento confía en romper su mala racha como agente inmobiliario, que se ha traducido en varios procedimientos desiertos y una recaudación por venta de terrenos por debajo de los 30.000 euros en los últimos cuatro ejercicios, cuando los planes del gobierno local eran superar los 13 millones.

Más ventas programadas

El bipartito PSPV-EU apunta a este respecto que la previsión para este año "es ir sacando más parcelas a la venta, pero hablando con agentes inmobiliarios e inversores para asegurar que se presentan ofertas". Para conseguirlo "es posible que no hagamos una macrosubasta, sino que vayamos en función de las sensaciones que nos transmitan los sectores implicados, siempre con procedimientos abiertos a la competencia, transparentes y donde cualquier persona pueda pujar".

Suscríbete para seguir leyendo