Un fallo del Supremo pone en jaque el PAI Balcón de la Peña de Gilet

El alto tribunal rechaza el recurso de casación del ayuntamiento contra la sentencia que da la razón a los vecinos y deja sin efecto la modificación del PGOU para urbanizar la zona

Protesta de vecinos de Balcón de la Peña

Protesta de vecinos de Balcón de la Peña / Daniel Tortajada

Marián Romero Torres

Marián Romero Torres

El Tribunal Supremo ha tumbado el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Gilet contra la sentencia que dio la razón a la Agrupación de Interés Urbanístico (AIU) Balcón de la Peña, que anulaba la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) impulsada para dar luz verde al PAI para la urbanización de esta zona residencial.

El TS no ha admitido el recurso de la representación jurídica municipal l entender que hay "falta de fundamentación" y "carencia de interés casacional en los términos en los que ha sido preparado", según recoge el pronunciamiento del alto tribunal.

La decisión judicial pone fin a este proceso judicial, que ha durado más de seis años, además de dar la razón a los vecinos, ya que deja sin efecto la aprobación definitiva de la "modificación puntual segunda de la homologación del Plan General" por la que se delimita el área de reparto en suelo urbano del sector Balcón de la Peña". Un fallo que pone en tela de juicio la aprobación recientemente del PAI para desarrollar la zona, que fue ratificado hace unos meses por el pleno, pese a que el procedimiento judicial seguía abierto, con un contencioso-administrativo sin resolver.

Vista del Balcón de la Peña.

Vista del Balcón de la Peña. / Daniel Tortajada

Desde la Agrupación de Interés Urbanístico, se congratulaban del fallo del TS, que a su juicio "anula todo el proceso administrativo y deja sin efecto el PAI", explicaba el presidente, Fernando Martín.

AIU ahora está a la espera de conocer qué pasas va a dar el ayuntamiento. "Vamos a preguntarle y a requerir una respuesta", al mismo tiempo que dejaban claro su petición; "que la zona se urbanice con respecto a lo que recoge Plan General, sin su modificación posterior, que una sentencia ya ha anulado".

Por su parte, el alcalde, Salva Costa, ha avanzado que el fallo se está estudiando al igual que la situación administrativa actual por parte de los servicios jurídicos. Pese a esto, el presidente de la corporación adelanta que cerca de 50 vecinos y vecinas ya se han adherido al PAI, por lo que no todos están en desacuerdo.

Protesta en el Ayuntamiento

Protesta en el Ayuntamiento / LEVANTE-EMV

Modificación del PGOU anulada

La aprobación definitiva de la modificación del PGOU es de noviembre de 2020, un mes después de esta y tras enviar el consistorio la documentación a la que fuera entonces Conselleria de Urbanismo, la administración autonómica deniega esa aprobación, que anteriormente tampoco había admitido a trámites, y decide devolver el expediente al ayuntamiento. Pese a esta negativa que la sentencia recoge, el Ayuntamiento de Gilet decide publicarlo igual y es cuando Jefe de Sección del Servicio Territorial de Urbanismo envía un requerimiento al consistorio para que anule el acuerdo de aprobación, exigiendo modificaciones. "Hay que anular el acuerdo de aprobación municipal de 9 de noviembre de 2020 y proceder por parte del Ayuntamiento a realizar las modificaciones oportunas previamente indicadas por la Comisión Territorial de Urbanismo", se recoge en la sentencia del contencioso-administrativo".

Modificaciones en el PGOU que sí se llevan a cabo por parte de la administración local y que se publican. Sin embargo, en el fallo favorable a los vecinos se anota que "la última publicación llevada a cabo fue sin audiencia, no fue sometida a información pública, no pudiéndose alegar nada al respecto por parte de los propietarios afectados y tampoco por parte de la AIU. Conviene recordar en este punto que la única finalidad del ayuntamiento es la obtención de las zonas verdes para lo cual pudo y debió poderse alegar sobre si las mismas son o no excedentes de los estándares legales establecidos para todo el municipio, pues para todo el municipio fueron concebidas las zonas verdes en el P.G.O.U de 2001". E insiste en que "la audiencia pública debe reiterarse cuando se produce una modificación sustancial que supone la alteración global del plan".

Tras la aprobación definitiva del PAI por parte del Ayuntamiento han sido varios los actos de protesta y movilizaciones de los vecinos pidiendo la paralización de este programa de actuación.

Suscríbete para seguir leyendo