Se tensa la cuerda en el PP de Torres Torres

El numero tres dimite de sus responsabilidades en el gobierno

Carlos Rivera

Carlos Rivera / Daniel Tortajada

Marián Romero Torres

Marián Romero Torres

El concejal del Partido Popular del Ayuntamiento de Torres Torres, Carlos Rivera, ha renunciado a sus competencias delegadas de Cultura y Fiestas, además de a la segunda tenencia de alcaldía. Así lo ha dado a conocer a Levante-EMV.

En cuanto a los motivos que le han llevado a tomar esta decisión, Rivera esgrime "desavenencias" con el alcalde del PP, Javier Peris, en concreto, "la imposibilidad desde el primer día de poder desarrollar mis funciones como concejal delegado. El autoritarismo y el desgobierno demostrado por el actual presidente de la corporación municipal, unido a su negligente gestión y la actitud violenta mostrada dentro del consistorio hacia sus ediles y vecinos del pueblo, hacen que me resulte muy fácil desvincularme política y personalmente de alguien que no posee los principios morales ni los atributos necesarios para el desempeño del cargo público que ostenta", explica a este diario.

Pese a esa toma de decisión, el edil ya ha anunciado que mantendrá su acta de concejal del Partido Popular en el ayuntamiento "sirviendo a los intereses de todos los vecinos que confiaron en mí para representarles en este municipio". En el pleno del ayuntamiento de este martes se dará cuenta de la renuncia de Rivera.

Crisis

La división interna que viene arrastrando desde hace meses el grupo municipal popular se incrementa con la renuncia de Rivera. La crisis en el seno de la agrupación ya se hizo pública tras la retirada por parte del alcalde al concejal Jose Luis León, de su mismo partido, de todas sus concejalías, así como de la primera tenencia de alcaldía.

En ese momento, el presidente de la corporación local esgrimió "la falta de asistencia al trabajo y la petición de un sueldo" por parte del edil, extremo que este niega. También lo intentó con la representatividad de órganos colegiados, pero no pudo retirársela al no contar con los votos a favor. Aun así, León sigue manteniendo su acta de concejal por el PP.

Esta coyuntura hace que el alcalde solo cuente con el apoyo del número cuatro de la lista del PP, José María Nadal, para sacar los temas adelante, además de tener que llegar a acuerdos puntuales con el PSOE, si quiere seguir gestionando y gobernado Torres Torres. La otra posibilidad es que la crisis interna se reconduzca y el PP pueda gobernar con la mayoría que le han otorgado las urnas, una segunda opción que a día de hoy es complicada dado el enfrentamiento de posturas.

Cabe recordar que León acusó al alcalde de "intento de agresión y amenazas de muerte", un asunto que está en manos de abogados. A este respecto, la máxima autoridad lo negaba y aseguraba que todo era fruto de una campaña de desprestigio. "Me graban en los plenos y me machacan en las redes, una campaña de desprestigio que se hace insoportable. Tengo claro que van a por mí", declaraba.

Pese a que desde la dirección del partido se asegura que se está intermediando, lo cierto es que la situación se complica.

Ese diario se ha puesto en contacto con el alcalde para conocer su versión, pero ha declinado pronunciarse públicamente.

Suscríbete para seguir leyendo