"El no matar animales es una postura ética"

La plataforma por la defensa animal València se opone al uso de jaulas en Sagunt para estabilizar la población de jabalíes

Jaula de jabalíes

Jaula de jabalíes / LEVANTE-EMV

Marián Romero Torres

Marián Romero Torres

"Es una postura ética el no matar animales". Así de contundente ha sido la bióloga y una de las portavoces de la Plataforma por la defensa animal Valencia, Rosa Mas, tras conocer la intención de Sagunt de instalar jaulas de jabalíes por el término, para estabilizar su población y evitar daños en cultivos y accidentes de tráfico. Una solicitud que realizaba el ayuntamiento a conselleria, a petición de los agricultores y con la colaboración de la Sociedad de cazadores.

En nombre de Defensa animal, Mas explicaba que "la caza no es la solución, más bien al contrario, lo agrava, como se viene demostrando en años, ya que a día de hoy no se ha eliminado el problema". Señalan que el origen de esta situación pasa por "determinar la problemática. No sabemos a qué nos enfrentamos, desconocemos la población real de jabalíes, su estructura social, su comportamiento... Le hemos requerido en varias ocasiones a la administración autonómica que haga un estudio de las poblaciones de jabalíes para dar con la mejor solución a los problemas que generan, que desde luego, no pasa por sacrificarlos, una práctica nada ética que además no acaba con el asunto".

A este respecto, explicaba que los jabalíes presenta una organización social muy matriarcal, es la hembra la que domina la piara, que suele estar formada por otras hembras más jóvenes. La matriarca produce una serie de feromonas que inhiben la reproducción de las otras. "Si matamos a la matriarca estamos provocando que el grupo se desestabilice y que los apareamientos sean superiores, con reproducciones más rápidas para compensar la gran pérdida del grupo", explicaba Mas.

Una piara en el monte

Una piara en el monte / J.Albiors

Dependencia humana

Sin embargo, para la plataforma por la defensa animal, la dependencia que hemos generado entre estos mamíferos y el humano es el origen de muchos de los males. "El permiso a instalar cebaderos o balsas artificiales, genera hábitos e impide que el jabalí aprenda a buscar comida por si solo. Eso les lleva a bajar a zonas urbanas, a buscar en contenedores, y en cultivos, el alimento fácil, porque a eso le hemos acostumbrado y lo mismo sucede con el agua. Esto sin duda ha provocado una alteración de su comportamiento", relataba Mas. Un cambio que los lleva a bajar a las urbes provocando destrozos en los huertos y generando accidentes, que en muchos casos son provocados por la huida de los animales de las batidas en la temporada de caza. A este respecto, desde la entidad se propone "desacostumbrarlos" al abastecimiento fácil e invertir en recuperar el monte y sus manantiales naturales.

Otra medida son los cultivos trampa en la montaña, que alejen a los animales de los campos, además de vallar las propiedades agrarias, proponen para preservarlas.

Esterilizantes

Por último, sugieren la utilización de esterilizantes en bebederos y comederos, pero para casos puntuales como la presencia de poblaciones en barrios u otras zonas urbanas.

Desde la entidad se muestran contrarios al uso de jaula, "porque no solo se acaba matando al animal, sino que es un sacrificio indiscriminado, no sabemos que puede caer en esa trampa". A esto añaden que se trata de una medida "ineficaz, poco efectiva, como se viene demostrando que se utiliza de cara a la galería para hacer ver que algo se está haciendo", terminaba Mas.

Suscríbete para seguir leyendo