La necesidad de una megadraga añade dudas a la regeneración de las playas

Costas confirma que la DIA para extraer la arena del banco subterráneo de Cullera está pendiente de «informes adicionales», aunque supedita el inicio de las obras a la disponibilidad de la maquinaria

Playa de Malvarrosa en Sagunt.

Playa de Malvarrosa en Sagunt. / Daniel Tortajada

La Demarcación de Costas repite desde hace un tiempo que su objetivo es que el próximo año esté finalizada la ejecución del proyecto de regeneración del litoral norte de Sagunt y Canet d’en Berenguer, aunque esta intención todavía tiene varios obstáculos que superar para hacerse realidad.

El primero es conseguir el millón de metros cúbicos de arena en los que se basa la actuación, que desde hace años se sabe que llegará procedente del banco submarino de Cullera, pero previamente se necesita que esta extracción cuente con su particular declaración de impacto ambiental (DIA). 

A este respecto, desde el organismo estatal confirman a Levante-EMV que «en marzo y abril de este año se remitieron al órgano ambiental los dos requerimientos que nos solicitaron y la semana pasada nos pidieron informes adicionales para aclarar algunas dudas». En cualquier caso, «esperamos contar pronto con la DIA».

Objetivo, no compromiso

Estas explicaciones no coinciden exactamente con las conclusiones que sacó una delegación de asociaciones vecinales de Sagunt, compuesta por Almardà Viva, el Grau Vell y La Forja, que se reunió recientemente con los responsables de Costas. Según esta versión «no se comprometen a que las obras empiecen en 2025, aunque sí se lo marcan como objetivo», explican.

Playa del norte de Sagunt.

Playa del norte de Sagunt. / Daniel Tortajada

Las partes sí están de acuerdo en un problema añadido que habrá que afrontar cuando toda la tramitación administrativa se complete y tiene que ver con la draga necesaria para extraer la arena del banco submarino. Según apuntan desde Costas «este tipo de maquinaria tiene una determinada planificación y una elevada demanda, porque solo hay 16 en todo el mundo que puedan alcanzar las profundidades del yacimiento, así que la fecha exacta de la actuación no puede ser ajustada a una ventana temporal concreta».

Eso sí, cuando la megadraga esté disponible «las obras se podrán iniciar, independientemente de que sea verano o de que el chorlitejo patinegro esté en época de nidificación», según entendieron los vecinos de Sagunt.

Espigones de Almenara

En esa reunión con los responsables de Costas también se trataron los efectos hacia el sur de la construcción de espigones en Almenara.

Pese a reconocer que la playa de la Malvarrosa había sufrido un retroceso, desde el organismo dirigido por Javier Estevan añadieron que «la playa de Corinto prácticamente mantiene su anchura y la de Almardà completamente. Además, nos aportaron una fotografía por satélite que muestra que el espigón de las Casas de Queralt permite el paso de la arena, así que, según sus previsiones, la playa de Malvarrosa se recuperará de manera natural», explican los vecinos.

Proyectos alternativos

Dos puntos más que se plantearon en ese encuentro fueron los proyectos complementarios propuestos por los Ayuntamientos de Sagunt y Canet d’en Berenguer con megadiques sumergidos y la ley del litoral que tramita la Generalitat. De los primeros, los portavoces de las asociaciones vecinales apuntan que «nos dijeron que solo tienen conocimiento de la propuesta de Canet y, nuestra impresión, es que les despierta muy poco entusiasmo. De todas formas, nos confirmaron que la decisión final será de la dirección general de la Costa y el Mar».

Sobre los planes legislativos del Consell, «nos adelantaron que todavía tardará bastante en entrar en vigor y que es muy probable que el Ministerio para la Transición Ecológica recurra dicha ley».

Suscríbete para seguir leyendo