El veterano piloto italiano Valentino Rossi (Urbino, Italia, 16 de febrero de 1979), de 42 años, nueve veces campeón del mundo de motociclismo, que este año cumple su temporada nº 26 en el Mundial de motociclismo, donde debutó, en el Gran Premio de Malasia de 125cc con una más que impresionante sexta plaza, en 1996, acaba de anunciar, en la preciosa sala de prensa del no menos hermoso Red Bull Ring, de Spielberg, en Austria, que, al concluir la presente campaña, se retirará.

Rossi, que ha corrido 424 grandes premios en las categorías de 125cc, 250cc, 500cc y MotoGP, suma hasta el momento 115 victorias235 podios y 65 ‘poles positions’. Sí es cierto que en las últimas campañas no está siendo lo competitivo que quisiera hasta el extremo de que, al finalizar el último Mundial-2020 pandémico, la compañía Yamaha le relegó al equipo ‘satélite’ del Petronas, colocando en el ‘team’ oficial al joven francés Fabio Quartararo.

Tal y como hizo en su momento Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa, el adios de Rossi también se ha anunciado y producido, minutos antes de una conferencia oficial de un gran premio, en esta ocasión el primero de los dos seguidos que se celebrará en Austria. Ayer, precisamente, se cumplían 25 años del primer podio de Rossi y fue en Austria, en 1996. "Me siento un poco embarazosa. Ya dije que a mitad de verano lo diría: he decidido parar a finales de esta temporada. Desafortunadamente esta será mi última campaña. Momento triste, porque es difícil decir que el año que viene ya no competiré, algo que llevo haciendo casi 30 años. Mi vida cambiara en cierto sentido, pero he disfrutado muchísimo y muy intensamente. He vivido momento inolvidables".

Tres años sin ganar

El ‘Doctor’, como se le conoce en todo el mundo, lleva ya una docena de años persiguiendo su décimo título mundial, mientras que su última victoria data del 2018, es decir, hace ya tres largos años cuando ganó en la ‘catedral’ de Assen, en Holanda. Su último podio es más reciente, pero tampoco mucho más, ya que lo obtuvo en el Gran Premio de España, que, como es habitual, se celebró en uno de sus trazados carismáticos, Jerez, en el 2020.

Rossi, que la próxima temporada añadirá a su extraordinario proyecto de la Academia VR46 todo un equipo de MotoGP, patrocinado con los petrodólares de Arabia Saudí, seguirá, sin duda, en el ‘paddock’ del Mundial de motociclismo donde, no solo es un maestro de piloto jóvenes ya campeones, sino toda una institución y uno de los grandes atractivos para los fans, que este año empiezan a regresar poco a poco a las gradas de los circuitos.

Críticas de campeones

Durante los últimos meses han sido varios los campeones de motociclismo que le han recomendado a Rossi que se retirase, entre ellos el popular piloto norteamericano Kevin Schantz y el italiano Marco Lucchinelli, aunque el que ha sido más contundente en su petición ha sido el campeón más grande de todos los tiempos, el también italiano Giacomo Agostini, ganador de 15 títulos mundiales en diversas categorías.

‘Ago’ llegó a decir esto en una reciente entrevista en el diario ‘La Repubblica’, de Italia: “Creo muy poco en los milagros. Yo mismo, como otros muchos deportistas, he aprendido en mis propias carnes que no hay nada que hacer contra el reloj de la vida. Tú puedes acelerar todo lo que quieras, pero él siempre va más rápido que tu. Así es el deporte al más alto nivel: a una cierta edad, la que tiene ya Valentino, solo continúan unos pocos boxeadores, pero son púgiles viejos que pelean entre ellos. A eso se le llama espectáculo, pero es un ‘show’. Eso en nuestro mundo, en el mundo de la velocidad, de las motos, no funciona. Solo el vino suele mejorar con el paso del tiempo pero, a veces, dejar pasar demasiado tiempo lo convierte en vinagre”.